dom. Dic 16th, 2018

EVEREST TRAIL RACE 2018, por Juan Alberto Humanes.

Os dejo un texto escrito por nuestro amigo Juan Alberto Humanes, corredor madrileño que desde hoy está corriendo por el Himalaya la Everest Trail Race. Seguro que muchos os sentís identificados con sus palabras y sentimientos. Desde aquí le deseamos mucha suerte y le enviamos mucha fuerza.

¡Vamos Juan Alberto!

.

.

.

A veces en la vida necesitamos romper con todo, tirar la casa por la ventana y enfrentarnos a algo grande que nos haga sentir vivos de nuevo. Y una ultra de montaña como la Everest Trail Race era ese salvavidas que tanto necesitaba…

Meses atrás atravesaba por un momento personal y laboral complicado. Había perdido la ilusión por lo que hacía. Ni siquiera correr por la sierra de Madrid aliviaba ese sentimiento de tristeza que no hacía más que crecer… Hasta que gracias a Luis Alberto Hernando descubrí la existencia de la Everest Trail Race: una carrera de 160km en 6 etapas por la cordillera del Himalaya, con un desnivel acumulado total de 29000m, que tendrá lugar del 4 – 16 de noviembre.

Dicha carrera despertó en mí una pequeña chispa de ilusión. Busqué más información en la página oficial de la carrera, vi fotografías y vídeos de las ediciones pasadas, incluso acudí a una charla informativa que tuvo lugar en la librería Desnivel de Madrid. Algo dentro de mí me decía que necesitaba un reto así, una aventura para huir de la rutina y de mí mismo, una aventura para perderme por el Himalaya y quizá encontrarme de nuevo y recuperar la ilusión. Así que no lo pensé mucho y acepté el reto. Invertí todos mis ahorros para pagar la inscripción y retomé los entrenamientos por la montaña con mucha más fuerza.

Consciente de la dificultad y magnitud de la carrera, durante estos meses he hecho todo lo posible por acumular muchas horas de entrenamiento y desnivel en la montaña, sobre todo con la idea de ganar resistencia corporal y mental para lo que se me viene encima. Nunca he participado en una carrera tan larga ni por etapas, aunque eso es algo que me preocupa poco. El hecho de tener que correr con todo el material en la mochila (incluido el saco de dormir) me ha supuesto un quebradero de cabeza para reunir y organizar todo lo que necesitaré durante las 6 etapas; al final, hasta me ha parecido divertida la idea de llevar lo mínimo e indispensable, conviviendo con mis compañeros de carrera sin comodidades ni lujos tales como una cama, una buena ducha caliente o ropa limpia. Otro de los puntos a tener muy en cuenta es la altitud, porque en algunas partes del recorrido se alcanzan cotas de 4100 metros; por ese motivo y dado que la sierra madrileña se me quedaba muy limitada, decidí emplear una semana de vacaciones para viajar hasta Dolomitas. Allí, junto con mi amigo Pietro del equipo Adventure Addicted, sufrí y disfruté de buenas dosis de montaña por encima de los 3000 metros; fueron las mejores vacaciones de mi vida hasta la fecha.

Listo para everest trail race 🤙🏻
Gracias a Adventure Addicted Vibram adidas TERREX Totum Sport España @mblabofficial
#todaunavidaparavolar

Todo el trabajo está hecho. Mejor o peor, pero he dado cuanto he podido y por mi parte estoy tranquilo, aunque conforme pasan los días y se acerca la fecha del vuelo aumentan mis nervios…

Al final, sólo soy uno cualquiera que corre por la montaña. Eso sí, me encanta superarme a mí mismo, disfrutar y darlo todo en cada carrera. Y en esta Everest Trail Race el objetivo será el mismo: salir de mi zona de confort y pelear cada zancada, aprovechar al máximo la experiencia y, por supuesto, llegar a meta. Pero en esta ocasión no se trata de una carrera más.

Viajar hasta Nepal significa dejar atrás todo cuanto conozco, yo mismo incluido, para empezar de cero. Necesito perderme por el Himalaya corriendo entre sus montañas, descubrir nuevos paisajes y olores, conocer otras culturas y personas, llenar esa vacío interior con nuevas historias e ilusiones…

Por eso he insistido y peleado tanto por participar en esta aventura, porque creo que por allí volveré a encontrarme yrecuperar muchas de las ilusiones que he ido perdiendo…

Esta Everest Trail Race significa para mí el principio de una nueva e ilusionante aventura: VIVIR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.