jue. Ago 22nd, 2019

El Zen del Correr, minimalismo de hace 40 años.

El Zen del correr es un libro que se empezó a escribir en 1969 (cuando la mayoría de nosotros aún no habíamos nacido) pero que se publicó por primera vez en 1974 en pleno boom por salir a correr en USA. En España se editó en 1987. Actualmente está agotado en papel y su autor se llama Fred Rohé.

Yo lo descubrí hace poco pero seguro que muchos de vosotros ya lo conocíais, ya que existen muchas reseñas sobre el en muchos blogs y foros sobre correr. Así que no voy a descubrir nada nuevo, pero me ha parecido interesante señalar algunas de las ideas que dice así como darlo a conocer a quién no lo conozca. Es un libro muy corto y muy recomendable que se lee en un momento.

Lo que más me ha llamado la atención es la similitud que tiene todo lo que dice con la forma de entender el correr que tiene el movimiento minimalista y el descalcismo en general. O como lo llama el autor en el libro, correr ligero y libre. Esa sensación de correr sin cansarte y con la mente en blanco que se tiene cuando se corre descalzo (yo no la había tenido corriendo calzado) y que el llama meditación en movimiento. Los que la habéis experimentado sabéis de lo que hablo. También, y como no, me ha gustado su similitud con nuestra filosofía Q-Arapajoe y nuestro slogan: no ganamos carreras pero disfrutamos terminándolas. Correr para divertirse y correr por placer. Es un libro que toca todos los temas que interesan a un corredor en pocas palabras: técnica de carrera, cuanta distancia correr, cuanto tiempo, con qué frecuencia y cómo alimentarse.

Pienso que debería leerlo cualquier corredor o cualquiera que esté pensando en empezar a correr, pero que sobre todo que deberían leer todos aquellos que se refieren al barefoot y al minimalismo como una moda o un invento reciente. Refleja claramente que esta corriente ya existía dentro del mundo del running. Un libro escrito hace 40 años,  totalmente ajeno al fenómeno Born to Run y sin estar intoxicado por la industria del calzado deportivo. Un libro que en mi opinión deja bastante claro que correr es una cosa y el running actual otra muy distinta. Un libro que nos hace ver que lo que es una moda reciente y como tal,  tarde o temprano pasará,  es correr contra el crono desde el primer día y usar toda la tecnología que sea posible  en las zapatillas para conseguirlo y para evitar las lesiones, aunque no se eviten. Un libro que en mi opinión se podría resumir así: tómalo con calma y disfruta del recorrido. Si haces esto, correrás durante muchos años.

El libro es cortísimo, 65 páginas, muchas de ellas fotografías y otras con pocas frases. Se puede descargar el pdf original en inglés desde la web del autor  y se puede leer entero en español en este enlace y en este otro.

Yo he copiado las partes que más me han gustado en este post, y será el 70 u 80 % del total del libro. Espero que os guste tanto como a mi.

The Zen of Running y el Barefoot

«Realiza tu carrera en la zona donde más aire limpio que puedas encontrar. Ve con tan poca ropa como te sea posible, para que te repongas bañado por el sol y el aire.

Si hay una playa o un parque sin mucho cristal roto, corre con los pies desnudos. Esto te da un masaje en el pie que estimula todos las terminaciones nerviosas en las plantas de tus pies, que a su vez estimulan todos los órganos de tu cuerpo. Al ir con los pies desnudos también te conectas con la tierra, este contacto directo con la Gran Madre Tierra implica que se establece un equilibrio eléctrico entre tú y el planeta.

Al principio puedes jadear abruptamente con cada paso,  ¿y qué? corre un poco más, ritmicamente como si bailaras, alegremente, disfrutando de este regalo que nos han dado y poco a poco a la par que tu carrera se alarga, tu respiración también lo hará.

No te sobrepases, infra-pásate, no estás corriendo porque tengas prisa por llegar a alguna parte. Serás capaz de correr incansablemente si sigues esta simple regla :
corre dentro de tu respiración, no corras delante de tu respiración.
(tienes que correr para descubrir lo que esto significa)

Puedes ser víctima de tu imaginación si te imaginas asombrando a tu gente con tu progreso y poderio. Conocemos a este mecanismo como Ego. Llamamos a este estado Ambición. Ser Grandes Corredores no es el logro que necesitamos, es el autocontrol. Sin él, el ego nos fuerza a la ambición y el precio de ambición es el dolor. No seamos egocéntricos. Tomémoslo con calma.

Así que podrías preguntar desde el punto de vista práctico, ¿qué distancia debería correr? Y yo te contestaría diciéndote que tú tienes la respuesta. Verás, la cuestión de la distancia es una cosa bastante relativa e individual. ¿Cuántos años tienes? ¿Cuánto miden tus piernas? ¿Cuánto pesas? ¿Con qué distancia imaginaria te sientes a gusto?

Como la idiosincrasia individual hace imposible generalizar sobre la distancia de modo que sea saludable para todos, es únicamente una cuestión de tiempo. ¿A qué distancia te llevan tus piernas en, digamos, 5 ó 50 minutos? Deberías correr lo bastante lejos para hacerte sentir como un dandy, si no te sientes así es que has llegado demasiado lejos.

Como la idiosincrasia individual hace imposible generalizar sobre la distancia de modo que sea saludable para todos, es únicamente una cuestión de tiempo. ¿A qué distancia te llevan tus piernas en, digamos, 5 ó 50 minutos? Deberías correr lo bastante lejos para hacerte sentir como un dandy, si no te sientes así es que has llegado demasiado lejos.

Podrias preguntar ¿A qué velocidad deberia correr? La velocidad, también, tiene relación con un montón de consideraciones: puede que seas bajito y pesado, puede que seas alto y delgado, puede que no hayas dejado de fumar, puede que realmente quieras ser rápido, puede que te importe un pepino.., Deberías correr lo suficientemente rápido para hacerte respirar rápido y sudar libremente. Si estás corriendo lo suficientemente rápido para jadear y sudar, es que estás corriendo demasiado rápido. (Pero por supuesto estás viviendo tu vida, así que si quieres correr contra el crono, recuerda que ese es tu juego—recuerda que tu decides la reglas a seguir.)

Podrias preguntar: ¿con qué frecuencia debería correr? 

El objetivo es aumentar la fuerza y la resistencia hasta el punto de ser capaz de correr sin esfuerzo, comparado con lo que experimentaste cuando realizaste tu primera carrera. Así que corre lo que creas conveniente, lo mismo da que sea a diario o cuatro dias a la semana, ha de ser lo suficiente para aumentar y mantener la fuerza y la resistencia pero no lo bastante a menudo para que se convierta en servidumbre. Después de un tiempo corriendo regularmente te sentirás mejor corriendo que sin correr y elegirás de forma natural la frecuencia que mejor te conviene para hacerte sentir mejor, y será bastante a menudo.

La gente me pregunta: ¿Qué debería comer un corredor? Si tu no sabes lo que deberias comer tampoco lo sé yo. Si lo supiera te haría un favor no diciéndotelo, permitiéndote la aventura independiente de que descubras lo que tienes que comer. La comida debería ayudarte a sentirte ligero, limpio, con la mente despejada y fuerte. Así que te recomendaria los simples principios que yo llamo el XYZ de la comida:

X- come comida sana e integral

Y- simplemente come, de acuerdo con tu apetito

Z- come despacio, degustando la comida y con alegria.

Aunque no deberias permitir que nadie te diga cómo correr, y nadie más que tú pueda decirte como vivir tu vida, hay un principio útil a todo aquel que corre: ¡Corre tan erguido como te sea posible!

Visto de perfil tu espalda deberia ser perpendicular con el suelo: si te curvas hacia adelante mientras corres, cuelgas el peso de tu torso sobre las piernas cuando se elevan, tu pierna adelantada actúa como una abrazadera, impidiendo que te caigas de bruces lo que hace más duro elevar la pierna para dar la siguiente zancada, frenandote y haciendo que te canses.
Corriendo erguidamente – hombros, pecho, abdomen, caderas, como en una línea de plomada – tus piernas se elevan fácilmente, y las rodillas se elevan y empujan libremente.

Una vez que descubras que correr es otra forma de diversión, establecerás tu velocidad de carrera, tiempo, distancia y regularidad de acuerdo con lo que te conviene.

Convertirse en un corredor regular quiere decir que ciertas recompensas físicas comienzan a aparecer: – el músculo del corazón se refuerza, reduciendo la marcha del pulso, incrementando el potencial de longevidad, – aumenta la capacidad y elasticidad pulmonar y el aire en las fosas nasales pasa limpiamente, – el equilibrio entre la entrada y la salida se establece y se mantiene de forma natural el peso ideal, -los pies y las piernas se vuelven fuertes y firmes, – la piel y los ojos brillan con vitalidad. Pero si la danza de la carrera no es divertida, entonces descubres otra danza, porque sin diversión lo bueno que hay en correr no aparece y un sufriente corredor abandona tarde o temprano.

Te darás cuenta que tu danzante carrera no te cansa, sino que te da energía. Al correr dentro de tu respiración, almacenas un plus de «prana», una palabra Sánscrita que quiere decir la Energía Absoluta, el impulso vital invisible que suministra la motivación principal para cada forma de actividad.

El zen del running y el barefoot
Aunque no deberias permitir que nadie te diga cómo correr, y nadie más que tú pueda decirte como vivir tu vida, hay un principio útil a todo aquel que corre: ¡Corre tan erguido como te sea posible!

Puedes querer correr con un amigo o un amante, pero la carrera no es extasiante a no ser que sea embellecido por su propio paso natural. Con un compañero de carreras cuyo paso se ajuste al tuyo puedes correr paso a paso, zancada a zancada, los pies golpeando el suelo como si fuérais uno, dos respiraciones como una, balilando la unidad del ser humano.

Por favor, recuerda que el objetivo de tu carrera es ser feliz, más sano y completamente tú. Considera también acompañar tu respiración con una oración (del estilo a «gracias a Dios»), o un mantra (como «Amor»), o una pregunta (como «¿quien soy?»)– o lo que quieras, es tu affair privado, respirando hacia dentro y hacia afuera en tu ritmo propio de carrera (pero recuerda que éste es tu descubrimiento)

¿Qué quiero decir al llamar a esta forma de carrera “una nueva forma de meditación? ¿No es meditación estar sentado en el suelo con las piernas cruzadas y los ojos cerrados? Quiero decir que meditación es un estado de conciencia, no una posición física. Yo corro en un estado que es meditativo, quizá incluso más que cuando estoy sentado tipo Buda.

Así que uno de los aspectos de correr meditando es la alegria consciente de correr, otro aspecto es el proceso de aprendizaje que utiliza la carrera como una metáfora para el resto de mi vida.

Independientemente de lo que haces con tu carrera, sólo te engañas a ti mismo por empujarte, presionarte, competir. No hay ninguna norma y ninguna victoria posible excepto la alegría que vives bailando tu carrera.¡Cualquier alegría de la vida sólo se conoce en este momento — ¡ahora! Así que siente como fluye tu danza y comprende que no estás corriendo para una recompensa futura – ¡la recompensa auténtica es ahora!

Todo lo que he escrito sobre correr es mi verdad, proviene de una parte importante de mí mismo, proviene de mi deseo de dar. No todo es extasiante en correr, no todo es positivo. Algunas veces correr es sufrir intencionadamente por el placer de observar. Algunas veces correr es cansarse y sufrir sin intención, porque así es la naturaleza humana. No hagamos de nuestra carrera una fantasía, hagamos que nuestra carrera sea real.

Estoy aquí sentado recordando una carrera de hace unos dias. Recuerdo que quería capturar esta esencia con estas palabras — Estoy corriendo libre y ligero, mi respiración llenandome al entrar y purificandome a la salida, completamente presente en la experiencia de este momento actual, la mente allí, en ese instante.

Cuando corro puedo sentir mi cara llegando al éxtasis.

Así que tú también puedes.»El Zen del correr es un libro que se empezó a escribir en 1969,  cuando la mayoría de nosotros aún no habíamos nacido, pero que se publicó por primera vez en 1975, en pleno boom del running en USA.

Yo lo descubrí hace poco, pero seguro que muchos de vosotros ya lo conocíais, ya que existen muchas reseñas sobre el en muchos blogs y foros sobre correr. Así que no voy a descubrir nada nuevo, pero me ha parecido interesante señalar algunas de las ideas que dice así como darlo a conocer a quién no lo conozca. Es un libro muy corto y muy recomendable que se lee en un rato.

Lo que más me ha llamado la atención es la similitud que tiene todo lo que dice con la forma de entender el correr que tiene el movimiento minimalista y el descalcismo. O como lo llama el autor en el libro, correr ligero y libre. Esa sensación de correr sin cansarte y con la mente en blanco que se tiene cuando se corre descalzo (yo no la había tenido corriendo calzado) y que el llama meditación en movimiento. Los que la habéis experimentado sabéis de lo que hablo. También, y como no, me ha gustado su similitud con nuestra filosofía Q-Arapajoe y nuestro slogan: no ganamos carreras pero disfrutamos terminándolas. Correr para divertirse.

Es un libro que debería leer cualquier corredor o quién esté pensando en empezar a correr, pero que sobre todo  deberían leer todos aquellos que se refieren al barefoot y al minimalismo como una moda o un invento reciente. Un libro escrito hace 40 años  totalmente ajeno al fenómeno Born to Run y sin estar intoxicado por la industria del calzado deportivo. Un libro que en mi opinión deja bastante claro que correr es una cosa y el running actual otra muy distinta. Que nos hace ver que lo que es una moda reciente y como tal,  tarde o temprano pasará, es la obsesión por el tiempo,  la distancia, la tecnología de control del movimiento, los drops y la amortiguación de las zapatillas.

El libro es cortísimo, 65 páginas, muchas de ellas fotografías y otras con pocas frases. Se puede descargar el pdf original en inglés en este enlace y se puede leer entero en español en este enlace y en este otro.

Yo he copiado las partes que más me han gustado en este post, y será el 70 u 80 % del total del libro. Espero que os guste tanto como a mi.  (traducción de

The Zen of Running y el Barefoot

«Realiza tu carrera en la zona donde más aire limpio que puedas encontrar. Ve con tan poca ropa como te sea posible, para que te repongas bañado por el sol y el aire.

Si hay una playa o un parque sin mucho cristal roto, corre con los pies desnudos. Esto te da un masaje en el pie que estimula todos las terminaciones nerviosas en las plantas de tus pies, que a su vez estimulan todos los órganos de tu cuerpo. Al ir con los pies desnudos también te conectas con la tierra, este contacto directo con la Gran Madre Tierra implica que se establece un equilibrio eléctrico entre tú y el planeta.

Al principio puedes jadear abruptamente con cada paso,  ¿y qué? corre un poco más, ritmicamente como si bailaras, alegremente, disfrutando de este regalo que nos han dado y poco a poco a la par que tu carrera se alarga, tu respiración también lo hará.

No te sobrepases, infra-pásate, no estás corriendo porque tengas prisa por llegar a alguna parte. Serás capaz de correr incansablemente si sigues esta simple regla :
corre dentro de tu respiración, no corras delante de tu respiración.
(tienes que correr para descubrir lo que esto significa)

Puedes ser víctima de tu imaginación si te imaginas asombrando a tu gente con tu progreso y poderio. Conocemos a este mecanismo como Ego. Llamamos a este estado Ambición. Ser Grandes Corredores no es el logro que necesitamos, es el autocontrol. Sin él, el ego nos fuerza a la ambición y el precio de ambición es el dolor. No seamos egocéntricos. Tomémoslo con calma.

Así que podrías preguntar desde el punto de vista práctico, ¿qué distancia debería correr? Y yo te contestaría diciéndote que tú tienes la respuesta. Verás, la cuestión de la distancia es una cosa bastante relativa e individual. ¿Cuántos años tienes? ¿Cuánto miden tus piernas? ¿Cuánto pesas? ¿Con qué distancia imaginaria te sientes a gusto?

Como la idiosincrasia individual hace imposible generalizar sobre la distancia de modo que sea saludable para todos, es únicamente una cuestión de tiempo. ¿A qué distancia te llevan tus piernas en, digamos, 5 ó 50 minutos? Deberías correr lo bastante lejos para hacerte sentir como un dandy, si no te sientes así es que has llegado demasiado lejos.

Como la idiosincrasia individual hace imposible generalizar sobre la distancia de modo que sea saludable para todos, es únicamente una cuestión de tiempo. ¿A qué distancia te llevan tus piernas en, digamos, 5 ó 50 minutos? Deberías correr lo bastante lejos para hacerte sentir como un dandy, si no te sientes así es que has llegado demasiado lejos.

Podrias preguntar ¿A qué velocidad deberia correr? La velocidad, también, tiene relación con un montón de consideraciones: puede que seas bajito y pesado, puede que seas alto y delgado, puede que no hayas dejado de fumar, puede que realmente quieras ser rápido, puede que te importe un pepino.., Deberías correr lo suficientemente rápido para hacerte respirar rápido y sudar libremente. Si estás corriendo lo suficientemente rápido para jadear y sudar, es que estás corriendo demasiado rápido. (Pero por supuesto estás viviendo tu vida, así que si quieres correr contra el crono, recuerda que ese es tu juego—recuerda que tu decides la reglas a seguir.)

Podrias preguntar: ¿con qué frecuencia debería correr? 

El objetivo es aumentar la fuerza y la resistencia hasta el punto de ser capaz de correr sin esfuerzo, comparado con lo que experimentaste cuando realizaste tu primera carrera. Así que corre lo que creas conveniente, lo mismo da que sea a diario o cuatro dias a la semana, ha de ser lo suficiente para aumentar y mantener la fuerza y la resistencia pero no lo bastante a menudo para que se convierta en servidumbre. Después de un tiempo corriendo regularmente te sentirás mejor corriendo que sin correr y elegirás de forma natural la frecuencia que mejor te conviene para hacerte sentir mejor, y será bastante a menudo.

La gente me pregunta: ¿Qué debería comer un corredor? Si tu no sabes lo que deberias comer tampoco lo sé yo. Si lo supiera te haría un favor no diciéndotelo, permitiéndote la aventura independiente de que descubras lo que tienes que comer. La comida debería ayudarte a sentirte ligero, limpio, con la mente despejada y fuerte. Así que te recomendaria los simples principios que yo llamo el XYZ de la comida:

X- come comida sana e integral

Y- simplemente come, de acuerdo con tu apetito

Z- come despacio, degustando la comida y con alegria.

Aunque no deberias permitir que nadie te diga cómo correr, y nadie más que tú pueda decirte como vivir tu vida, hay un principio útil a todo aquel que corre: ¡Corre tan erguido como te sea posible!

Visto de perfil tu espalda deberia ser perpendicular con el suelo: si te curvas hacia adelante mientras corres, cuelgas el peso de tu torso sobre las piernas cuando se elevan, tu pierna adelantada actúa como una abrazadera, impidiendo que te caigas de bruces lo que hace más duro elevar la pierna para dar la siguiente zancada, frenandote y haciendo que te canses.
Corriendo erguidamente – hombros, pecho, abdomen, caderas, como en una línea de plomada – tus piernas se elevan fácilmente, y las rodillas se elevan y empujan libremente.

Una vez que descubras que correr es otra forma de diversión, establecerás tu velocidad de carrera, tiempo, distancia y regularidad de acuerdo con lo que te conviene.

Convertirse en un corredor regular quiere decir que ciertas recompensas físicas comienzan a aparecer: – el músculo del corazón se refuerza, reduciendo la marcha del pulso, incrementando el potencial de longevidad, – aumenta la capacidad y elasticidad pulmonar y el aire en las fosas nasales pasa limpiamente, – el equilibrio entre la entrada y la salida se establece y se mantiene de forma natural el peso ideal, -los pies y las piernas se vuelven fuertes y firmes, – la piel y los ojos brillan con vitalidad. Pero si la danza de la carrera no es divertida, entonces descubres otra danza, porque sin diversión lo bueno que hay en correr no aparece y un sufriente corredor abandona tarde o temprano.

Te darás cuenta que tu danzante carrera no te cansa, sino que te da energía. Al correr dentro de tu respiración, almacenas un plus de «prana», una palabra Sánscrita que quiere decir la Energía Absoluta, el impulso vital invisible que suministra la motivación principal para cada forma de actividad.

Puedes querer correr con un amigo o un amante, pero la carrera no es extasiante a no ser que sea embellecido por su propio paso natural. Con un compañero de carreras cuyo paso se ajuste al tuyo puedes correr paso a paso, zancada a zancada, los pies golpeando el suelo como si fuérais uno, dos respiraciones como una, balilando la unidad del ser humano.

Por favor, recuerda que el objetivo de tu carrera es ser feliz, más sano y completamente tú. Considera también acompañar tu respiración con una oración (del estilo a «gracias a Dios»), o un mantra (como «Amor»), o una pregunta (como «¿quien soy?»)– o lo que quieras, es tu affair privado, respirando hacia dentro y hacia afuera en tu ritmo propio de carrera (pero recuerda que éste es tu descubrimiento)

¿Qué quiero decir al llamar a esta forma de carrera “una nueva forma de meditación? ¿No es meditación estar sentado en el suelo con las piernas cruzadas y los ojos cerrados? Quiero decir que meditación es un estado de conciencia, no una posición física. Yo corro en un estado que es meditativo, quizá incluso más que cuando estoy sentado tipo Buda.

Así que uno de los aspectos de correr meditando es la alegria consciente de correr, otro aspecto es el proceso de aprendizaje que utiliza la carrera como una metáfora para el resto de mi vida.

Independientemente de lo que haces con tu carrera, sólo te engañas a ti mismo por empujarte, presionarte, competir. No hay ninguna norma y ninguna victoria posible excepto la alegría que vives bailando tu carrera.¡Cualquier alegría de la vida sólo se conoce en este momento — ¡ahora! Así que siente como fluye tu danza y comprende que no estás corriendo para una recompensa futura – ¡la recompensa auténtica es ahora!

Todo lo que he escrito sobre correr es mi verdad, proviene de una parte importante de mí mismo, proviene de mi deseo de dar. No todo es extasiante en correr, no todo es positivo. Algunas veces correr es sufrir intencionadamente por el placer de observar. Algunas veces correr es cansarse y sufrir sin intención, porque así es la naturaleza humana. No hagamos de nuestra carrera una fantasía, hagamos que nuestra carrera sea real.

Estoy aquí sentado recordando una carrera de hace unos dias. Recuerdo que quería capturar esta esencia con estas palabras — Estoy corriendo libre y ligero, mi respiración llenandome al entrar y purificandome a la salida, completamente presente en la experiencia de este momento actual, la mente allí, en ese instante.

Cuando corro puedo sentir mi cara llegando al éxtasis.

Así que tú también puedes.»

12 thoughts on “El Zen del Correr, minimalismo de hace 40 años.

  1. Lo conocí gracias a mi primo Alejandro,la ventaja de tener primos mayores que tú,la pena es que no lo encontró porque lo tenía original y en castellano.Como me gustan estas frikadas.Me sentí en seguida identificado con el libro,no por lo de correr descalzo,no le dí tanta importancia sino por el rollo de correr en libertad,de que correr fuera como un flujo,un tener la mente en blanco(como cuenta Santi),de correr sin camiseta,de tener barbaca,de tener el pelo largo,de ir sin reloj,de que te la pelara el que un tío te adelantara cuando estabas echandote un trote,de los tiempos/km,de las carreras,….este hombre no habla de lesiones,es un romántico,un pionero que vivía en S.Francisco,hippie perdido y supo ver en el correr una forma de meditación en movimiento.Aunó el zen con el correr como en su momento pero hace menos años,2005,hizo el autor del libro «El Chi Running»,juntando dos términos como el taichi con el correr.Por cierto las fotos son preciosas.

  2. Coño Santí… no tengo palabras para expresar la felicidad que me ha producido poder leer éste libro (que no tenía ni idea de su existencia), poder fusionarme en el mismo libro mientras leía y escuchaba la música (en el enlace de youtube) y más alegría aún poder tener conmigo y para siempre una JOYA como ésta.
    Una vez más Santi, gracias de corazón por dar tanto a cambio de nada.
    Un fuerte abrazo y mil millones de gracias amigo!

  3. Me identifico totalmente con esta filosofía , pienso integrarme en ella, es lo que realmente me gusta… correr natural , libre y sin presiones de ningún tipo, correr para disfrutar …!

  4. Mire, y remire por todas las librerias de Barcelona primero, despues por internet de Casi toda la peninsula, incluso webs del estrangero, y la respuesta siempre igual….. agotado, descatalogado…. si se encuentra por internet, pero no es lo mismo, que un libro fisico.

    Un dia sin comerlo ni veverlo, le dejo unos libros a un gran amigo, profesor de yoga, el me deja otros, y un dia le hablo del libro mitico de «el Zen del corredor». Y me suelta tan pancho:
    -» Ha el Zen del corredor? , yo lo tengo! «.
    Y si, me lo presto, lo pude tener entre mis manos, ojearlo, leerlo, olerlo, sentirlo!!!!!!
    Me lo queria regalar, pero se lo agradeci, y le dije que no , y muchisimas gracias, que asi sigue siendo un tesoro.
    Y sobretodo es un tesoro no fisico, por que los corredores no descalzos o no minimalistas a quien se lo he dejado, no lo aprecian!!!!, no lo saborean!!!, no lo disfrutan!!!…..y creo que es por que no sienten como un corredor descalzo siente.
    Te dicen que se relajan corriendo, pero es falso!!! no tienen conexion con la tierra, ni con sus cuerpos!!! Nunca han sentido el Flow, y el Slow vital al que se llega atraves de la transicion al barefoot.

    Otro dia os contare la Historia de como el libro llego a manos de mi amigo, que tambien tiene su miga!!!!

    Un abrazo Santi!!!!

    Ivan

  5. Hola Santi,

    Me ha gustado tu entrada. Yo también encontré este libro y me encantó (incluso hice una traducción sobre el libro). Tanto es así que me motivó a escribir este artículo sobre el Running Zen, donde comparto cómo entiendo yo el Running, junto con algunas de las ideas más destacables para mí de este libro.
    http://www.blogdelrunner.com/correr-para-divertirse-no-para-competir-running-zen/

    Me alegro de compartir también contigo esta forma de ver la vida y el Running, que desde luego tiene mucho en común con la corriente minimalista (donde no se compite, eso sí).

    Un abrazo,
    Teodoro

    1. Muchas gracias Teodoro,
      A mi también me gusta tu entrada. Creo que es algo bastante común entre muchos corredores descalzos y minimalistas esta manera de entender el running, aunque no necesariamente hay que ser minimalista, por supuesto.

      Yo creo que hay determinados momentos del año o de la vida de un corredor donde le puede apetecer competir, y que no está reñido con el correr por disfrute sin más.

      Muchas gracias por tu comentario,

      Un abrazo.

  6. Yo hasta hace unos meses no había hablar nunca de este libro y salvo versiones en internet era practicamente imposible hacerse con un ejemplar físico. Ahora acaba de ser reeditado en español, haciendo la traducción de la versión original y acompañado de unas excelentes fotografías. El lbro tiene una presentación muy buena y su precio es muy asequible (12,50€).

    Lo ha publicado la editorial Lck15.

    http://www.lck15.com/products/the-zen-of-running/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.