mar. Nov 19th, 2019

42 y pico kilómetros corriendo descalzo, por Benjamin Tomás.

Benjamín Tomás es un corredor castellonense que se estrenó en maratón descalzo el pasado domingo en su ciudad, que mejor sitio, que ha tenido la amabilidad de contarnos su experiencia con el sentido del humor que le caracteriza.

Aunque lo cuente con mucho humor, sabemos que se lo ha tomado muy en serio y desde aquí queremos felicitarlo y darle la enhorabuena por terminar el maratón y por terminarlo con tan buenas sensaciones.

!Muchas gracias Benjamín y nos vemos en Castellón!

 

Domingo 7 Diciembre de 2014

Temperatura : fría, muy fría.

Estado de la mar: marejadilla, tirando a marejada.

Humedad relativa : 15%.

7:30 Suena el despertador en la nave y abro los ojos, no , no era una pesadilla, el viento no ha parado de soplar en toda la noche y  parece que no tiene intención de hacerlo.

7:35 Me levanto y micciono, con tan mala suerte que la tapa del WC está bajada y lo pongo todo perdido, mal empieza el día .

7:40 Me desayuno un café solo (taza y cucharilla incluida) y 50gr de UCAN que me recomendó un granadino de dudosa reputación.

7:45 Hora de vestirse, camiseta OS2O con un diseño chulo, pantalones cortos , también llamados shorts y listo, hoy no voy a emplear zapatillas, vamos a correr el PRIMER MARATON DESCALZO.

7:46 Me pongo el dorsal pero algo falla , ya que me atravieso los pezones con los imperdibles, con un dolor insoportable. Joder con la mañanita.

7:55 Recibo un whatapp del comandante que sale a mi encuentro son su vehículo motorizado.

7:58 Me materializo en Fernando Esteso pero al pasar delante del espejo me veo la facha y decido cambiar de personaje.

7:59 Me materializo en Lauren Postigo años del corral de la Pacheca, que siempre me ha dado buen resultado, al menos con las mujeres.

8:00 Puntual como reloj aparece a mí encuentro,  pero está tan emocionado el señor Joaquín que me pasa las dos ruedas de su coche por encima de mis desnudos pinreles. Aún no sé si lo hizo adrede o fue un despiste. Apuntar que el frío es horroroso, no siento nada de cintura hacia abajo ni de cintura hacia arriba, es decir no me siento.

8:10 Llegados a la rotonda de la raya nos para un control de la Guardia Civil. Les comentamos que vamos a correr el Maratón, que no venimos de jarana. Al ver nuestros pies descalzos, el más alto y de bigote nos invita a salir del coche y soplar por un tubito. Joaquín da 0,0 pero yo, como ayer para cenar me arreé 30 litros de clarete, doy 14,7. Vamos a tener que arreglar esto a ostias porque si no difícilmente llegamos a la salida. Cuatro mamporros a y salir por piernas, para ir calentando.

8:20 Sigue haciendo un frío que pela, y el viento no ayuda mucho. Joaquín se pone una bolsa de plástico encima para resguardarse pero tengo que hacerle unos agujeros en la parte de la bolsa porque el pobre se me está ahogando. Buff, por un pelo me toca correr solo.

8:30 Llegamos a la salida donde para nuestra sorpresa, todo el mundo lleva en los pies unos artefactos llamados “zapatillas” que se caracterizan por aprisionar el pie hasta ponerlo rojo y deformar la pisada natural hasta límites insospechados. Eso sí , calentitas son muy calentitas.

10448215_370179803157448_948504871584043174_n
De derecha a izquierda, Angel, Emilio, Juanan, Fernando, Joaquín y yo (Benjamín).

 

10486283_370179659824129_306030363684528044_o8:35 Gracias a Dios encontramos más gente de nuestro planeta, fácilmente reconocibles porque van descalzos y pasan frío. Allí estaban Emilio Saez Soro, Fernando Mampel, Juanan Murciélagos y Angel Ramon Abella. Santi Ruiz no aparece por ningún lado, o bien está vendiendo sandalias a los incautos corredores o ya ha empezado a correr para bajar de 3 horas.

8:40 Nos hacemos unas fotos de rigor para enviarlas a familiares y amigos y nos despedimos entre lágrimas y abrazos. Cada uno a su cajón y al turrón.

8:45 Joaquín y yo nos metemos en el cajón de las 4 horas pero nos invitan a ponernos en el de las 3:45. Música a tope y que empiece el espectáculo.

9:00 Cruzamos la línea de salida, ya no hay vuelta atrás .Hay un montón de corredores , de todas edades y colores (rosa, verde, amarillo,blancos). Los que más corren son unos que van de negro y que vienen a pesar la mitad que yo. El ritmo es vivo  y pasamos el primer 5mil en 26:49, más rápido de lo que tenía pensado,  pero como se dice por aquí “lo que va daban va daban” que traducido al castellano antiguo viene a ser , “corre, corre ahora que estás fresco que ya petarás en el 30”

9:27 Hay mucha gente en las calles animando , los pies ya han entrado en calor, en parte porque un gordo me los ha pisado allá `por el kilómetro 2. La gente nos señala los pies , como si nunca hubieran visto unos , cosa que ya no nos sorprende después de llevar 41 años en este planeta . Adelantamos a un corredor descalzo que no tenemos catalogado, joven , bajito y algo recio. Charlamos un rato con él y lo dejamos atrás . Tendremos que averiguar de quien se trata.

9:53 El 10km lo paso en 53 min , en ese momento decidimos seguir para completar los 42km porque dicen que al final dan cerveza y pizza. Nuestra técnica es envidiada por el resto de corredores y parte del público que no deja de animarnos y de hacerse fotos con nosotros ,cosa que nos ralentiza un poco pero que nos llena de orgullo y satisfacción.

Joaquín y yo.
Joaquín y yo.

10:08 Allá por el kilómetro 13 empieza un tramo de esos que te hacen el peeling en los pies. Empezamos a correr con la técnica de Chiquito de la Calzada, gran corredor ya retirado,  y que consiste en moverse de forma acompasada e ir contando chistes a la vez. EL público se vuelve loco y nos jalean. Qué bien lo estamos pasando.

10:25 Nos acercamos al kilómetro 16 donde me espera mi mujer y un niño y niña muy guapos que me gritan Papá (creo que son hijos míos ). Eso me hace venirme arriba y apretar el ritmo en la bajada al Grao de Castellón donde no subimos de 5:30 en ningún momento. El globo de las 4 horas aún va por detrás pero nos alcanzan Sara y Juan, que van con objetivo sub4 , cosa que me preocupa.

10:53 Pasamos la media maratón en 1:53, buen tiempo, soleado,  y acompañados ahora por el gran Emilio Sáez Soro, que suele merendarse un maratón al mes descalzo , para sorpresa de los que se empeñan en gastarse el dinero en zapatillas.

Pasando por el grao Joaquín tiene la brillante idea de que nos arreemos una mariscada los tres con lo que nos hemos ahorrado en zapatillas. Dicho y hecho , ni  geles ni ostias: 4 docenas de almejas, 52 ostras , 40 cigalas y 478 gambas rojas, para beber albóndigas. Nos toca apretar el ritmo por lo perdido , pero ha valido la pena.

11:16 Llegando al km25 voy liderando el globo de las 4 horas, me siento fuerte , así que le quito el globo al práctico y me auto-proclamo practico descalzista sub4 , para sorpresa y acojone del resto .El único que me apoya es Joaquín , pero que remedio le queda.

Inseparables mientras Joaquín quiso;)
Inseparables mientras Joaquín quiso;)

11:56 En el kilómetro 32 empiezan a torcerse las cosas y aparece un señor llamado muro , un verdadero hijo de puta de hace que me salga el primer kilómetro a ritmo de 6. Insisto en dejarlo atrás pero no hay manera , se van sucediendo los kilómetros por encima de 6 .Joaquín me da una pastilla y me dice que me la tome sin preguntar ni su procedencia ni su composición .

12:10 Como veo que la cosa no mejora , paro a mear para disimular un rato e insto a Joaquín a seguir su camino, ya que va mucho mejor que yo. Nos fundimos en un abrazo y continuamos cada uno por su camino . En esos momentos empiezo a pensar en lo peor así que me aferro a pensamientos positivos para intentar hacer de este primer maratón descalzo algo mítico. Tan absorto en mis pensamientos voy que me estampo contra una farola perdiendo la cabeza. Tengo que apretar para recuperarla y volverla a poner en el sitio.

12:48 Del kilómetro 32 al kilómetro 36 es un auténtico suplicio. Maldigo la mariscada que nos hemos pegado en El Grao , los 30 litros de clarete de ayer y a Rafa Pobo por engañarme en eso de correr descalzo, aunque he de decir que mi cuerpo se comporta infinitamente mejor descalzo que calzado. Ni un solo amago de calambres, ni de dolor muscular , ni de rodilla ,ni na de na .Lo único que me duele es el ego personal de no poder ir más rápido y ver que el sub4 se me escapa de las manos, bueno de los pies mejor dicho.

12:54 Veo el cartel del kilómetro 37 y decidido atacar a muerte y que sea lo que sea. Sorpresivamente mis piernas me acompañan y mi cuerpo, por solidaridad también. Empiezo a adelantar “walking deads” que van tambaleándose. Cada vez el pasillo de gente se hace más estrecho y la gente grita a mi paso dándome ánimo, llamándome por mi nombre, lo cual me extraña en sobremanera porque no los conozco de nada (más tarde me explicarían que eso es porque en el dorsal pone mi nombre). Idealizo mi forma de correr , visualizo en mi mente a Mark Cucuzzella en su video hablando de la economía de carrera aunque luego viendo el video de mi llegada a meta me doy cuenta que mi técnica y la de Cucuzzella se parecen como un huevo a una castaña, pero bueno , ese rato fui feliz imaginándolo.

13:04 Giro la penúltima curva y continúo adelantando a gente, ya se oye al speaker de meta, ya no me duele nada y siento que tengo fuerzas de sobra para entrar dignamente.

13:05 Recta de meta, muchos pensamientos y mucha emoción , lo voy a conseguir , 42 y pico kilómetros en casi autosuficiencia, con mis pies desnudos flotando por el frío asfalto de una mañana de diciembre. Recuerdo el título de la conferencia de ayer de Emilio y Santi ¿es posible correr un maratón descalzo?….y ya tengo la respuesta, mi propia respuesta: SI ES POSIBLE, y además es mucho mejor y más gratificante que hacerlo calzado

13:06 Veo a mi mujer y a mis hijos entre el público gritando y animándome , lo doy todo , cruzo la meta cierro los ojos y descanso , ahora sí, ya está, descanso………………………

Llegando a meta, felicidad absoluta y ganas de terminar.
Llegando a meta, felicidad absoluta y ganas de terminar.

 

 

9 thoughts on “42 y pico kilómetros corriendo descalzo, por Benjamin Tomás.

  1. JAJAJAJAJAJAJA. Me ha encantado tu cronica!!! Que risas me he pegado yo solo en el sofá, te felicitó por tu maratón descalzo y por lo que cuentas no pareces haberlo pasado nada mal. Genial tu forma de contarla, jajajjajaja

  2. Gracias por desvelar tus secretos, aunque lo de la mariscada grauera ya lo sabía.
    El año que viene espero poder seguir tus pasos.

  3. Extraña al principio, inmediatamente se me hizo original y casi sin solución de continuidad te das cuenta que es una manera de efectuar una cronica basada en una mezcla de realidad virtual e imaginación, muy,muy interesante y divertida.
    Si se piensa en todo lo que te pasa por la cabeza durante unas horas antes del maratón y en el transcurso del mismo hasta su finalización, y lo mezclas y agitas con lo que realmente sucede, es una cronica aparte de muy currada, divertida y cachonda, muy realista, por lo menos para los que estamos corriendo y dandole vueltas continuas a la imaginación.
    En dos palabras una crónica IM-Presionante. Ademas las pocas cosas que cuentas que para algunos puedan parecer no ser ciertas se les puede aplicar perfectamente lo de :»SE NON È VERO, È BEN TROVATO»
    Yo puedo certificar y certifico, que lo que cuentas es una crónica detallada y verdadera de lo sucedido y muchos de los sucesos ,que pueden parecer imaginativos, los imaginamos paralelamente en un espacio tiempo no mas alejado en el tiempo de 4 horas y minutos. La única cosa que no me di cuenta que ocurriera es que mis ruedas del coche pasaran por encima de tus «pieses» y no me di cuenta a pesar de que el bordillo de la acera en donde estabas lo note duro y doble.
    En definitiva una crónica inesperada en su estilo y ¡ Buenísima ! o ¡ Bonísima ! Que tanto monta,monta tanto…..

  4. Genial! Cada vez me entusiasma más conocer a los mismos «locos que corren» con nada en los pies o con lo mínimo. Y qué mejor que dejarte llevar por ese humor maratoniano que hace pensar en que podemos con todo lo que nos propongamos correr. Con lo cabezotas que somos, no te digo más.
    Enhorabuena, Benjamín. Fue realmente una maravillosa, mágica y fría mañana, cargada de emociones en el Marató internacional de Castelló. Cada día también, más adeptos. Un saludo desde Valencia.

  5. Gracias majetes,sois muy amables, pero os prometo que todo lo que cuento en esta rigurosa crónica es cierto , solo he cambiado algunos nombres para proteger a los protagonistas.La mariscada en un avituallamiento típico por estas tierras y correr descalzo también

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.