mar. Oct 23rd, 2018

Running y diabetes

Durante mucho tiempo, entre los diabéticos, ha existido un cierto temor a la realización de ejercicio ante la posibilidad de una hipoglucemia. Sin embargo, se ha demostrado que, junto a la alimentación y la insulina, el deporte es uno de los pilares fundamentales para tener una mejor calidad de vida como diabético.

En este sentido, los diabéticos de tipo dos, que es el tipo asociado a la obesidad y que sufren el 90% de diabéticos, tienen menos riesgos de sufrir una hipoglucemia que los de tipo uno, ya que siempre disponen de alguna reserva de glucosa en el organismo. Sin embargo, el deporte, especialmente el running, está especialmente indicado para los diabéticos de ambos tipos, ya que, al romper más glucosa para obtener energía, el cuerpo se ve menos necesitado de insulina.

Por supuesto, se debe realizar un estricto control para evitar caer en hipoglucemias, pero, con un control adecuado de los niveles de azúcar en sangre, no debe haber ningún problema para practicar running o cualquier otro tipo de actividad física.

Diabetes y running: una unión particular

Y es que el running y la diabetes, aunque pudieran parecer incompatibles, llevan tiempo conviviendo. De hecho, existen grupos como Diatlétic formados exclusivamente por diabéticos y que practican habitualmente el running, corren maratones, etc.

En este tipo de actividades (y en muchas otras), la tecnología tiene un papel importante, y es que, en los últimos años, Diatlétic está utilizando un pequeño aparato capaz de medir los niveles de azúcar en sangre en tan sólo cinco segundos, de forma que el diabético sabe en cualquier momento qué dosis de insulina necesita.

Según los atletas de Diatlétic, los atletas diabéticos no sólo pueden competir con aquellos que no padecen la enfermedad, sino que, incluso, tienen un mayor cuidado de algunas consideraciones básicas a la hora de prepararse para las carreras. Por ejemplo, un diabético jamás olvida su desayuno previo a la carrera, algo que sí ocurre con frecuencia entre los atletas que no tienen diabetes. Es por ello que el riesgo de sufrir una hipoglucemia es mayor en los atletas no diabéticos que en los diabéticos.

Por último, cabe destacar que ningún diabético tiene por qué tener ningún tipo de impedimento a la hora de realizar ejercicio, ya sea running u otro. En el caso del running, por la cantidad de esfuerzo que se requiere, es imprescindible tener un buen control de los niveles de azúcar en sangre, por ejemplo, consumiendo agua con azúcar cada diez, quince o veinte minutos. Pero, teniendo en cuenta estas sencillas consideraciones, no hay ningún problema en que un diabético realice ejercicio por muy extenuante que éste sea.

Como bien dicen en Diatlétic, aunque pueda existir algún riesgo menor al practicar ejercicio, siempre será mejor correr este pequeño riesgo de manera controlada, que estar en casa sin hacer nada y cómodamente, lo que, en no pocas ocasiones, conlleva un descuido del control de la enfermedad.

Esperamos que estas líneas os hayan ayudado a desterrar algunos mitos acerca de la diabetes y el ejercicio. El running, como cualquier otro ejercicio físico, no es sólo una posibilidad para los diabéticos, sino que es toda una recomendación, puesto que mejorará su calidad de vida y su control de la enfermedad.

5 thoughts on “Running y diabetes

  1. Hola, soy estudiante del fp superior de dietética, y estoy especialmente interesado en la diabetes, hace un par de días leí un articulo, el cual decía que el running primero quema la glucosa (ya que necesita energía inmediata), por lo que hoy, mientras investigaba sobre la diabetes, llegue a la conclusión de que el running es beneficioso para las personas diabéticas, y investigando, llegue aquí, pero ahora, me han surgido algunas dudas, porque tienen miedo de sufrir una hipoglucemia? porque es aconsejable que beban agua con azúcar? estas dudas me han surgido ya que pensé que el running al quemar la glucosa, bajaría el nivel de glucosa en sangre de los diabéticos y podrían llevar un control aun mayor de la enfermedad, entonces, porque ese miedo y porque esa necesidad de tomar azúcar?

  2. Hola Alejandro, te respondo en modo esquema:
    – la glucosa es el alimento de las células
    – para que la célula pueda alimentarse, necesita insulina
    – por lo tanto, el organismo debe tener insulina para funcionar
    – en una carrera corta funciona + o – como dices
    – pero en una carrera larga (de varias horas o días) es necesario pincharse insulina
    – el cuerpo usa para funcionar glucógeno/proteinas/grasas (en diferentes proporciones según intensidad)
    – si el diabético sale a correr 1 hora al 60% de su capacidad, consume más grasas que glucógeno
    – si el diabético sale a correr 1 hora al 90% de su capacidad, consume más glucógeno que grasas
    – para mover la musculatura el cuerpo usa primero el glucógeno que hay en sangre, luego el glucógeno que almacenan los músculos, por último es el hígado el que al ver que no quedan reservas en los músculos libera glucosa a la sangre
    – cuando se llega a éste punto, el cuerpo se devora a sí mismo: consume grasas y proteinas para obtener la energía
    – en maraton el cambio de obtención de energía se llama “muro” o “el hombre del mazo” y en una persona sana promedio viene a aparecer entre las 2,5 – 3 horas de actividad

    Con todos esos parámetros te podrás imaginar que hacer deporte de resistencia con diabetes no es precisamente sencillo

    A la hora de tomar complementos el corredor diabético de fondo suele hacer lo mismo que un deportista no diabético: tomar sobre 300 KCal/hora o 50/60gr de Carbohidratos

    Si necesitas energía en ese preciso momento (un ciclista al afrontar un puerto), tomas “agua con azúcar” que, en realidad, no se toma agua con azúcar, en su lugar se usan geles con una concentración elevada de carbohidratos simples

    Si necesitas mantener la energía más plana, es usa “agua con menos azúcar”, que como te imaginarás son geles con carbohidratos lentos que hacen que se liberen a la sangre más despacio

    Quién dice geles, dice barritas energéticas, dátiles, golosinas, pan con jamón…

    Yo por ejemplo para largas distancias suelo comer “bocatas” de chocolate edulcorado (sobre 50 / 60 gr de HC/hora) y aguanto bastante bien

    Soy diabético de tipo 1 y practico deportes de resistencia

    Un saludo

    1. me ha encantado tu explicacion y al igual que tu soy diabetico tipo 1, detectada hace tres meses , con 39 años, y me encanta correr y me estoy instruyendo en todo este tema ( bastante complicado), oirque antes corria cada dos dias 22 km y ahora estoy empezando de nuevo pero con la ignorancia de todo lo que necesito aunque me llevo geles y bebidas y comienzo la carrera siempre por encima de 100 mg/dl……..te mando mi correo por si pudieras mandarme informacion …..castrito76@gmail.com

    2. Muy interesante artículo. Soy corredora de fondo y tengo diabetes tipo 2. En lo que va de este año, me he sentido muy baja de energia. Podria ser que no he estado prestando atención a la ingesta de hidratos de carbono cada 30 min, quizas..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.