dom. Jul 21st, 2019

Triatlón Sierra Nevada 2011 1ª parte, Go Up Triathlon!

Cuando descubrí qué era el triatlón vertical leyendo este blog no me podía ni imaginar que dos años después iba a correr uno y encima al lado de mi casa, en Sierra Nevada. La entrada decía textualmente:

«¿Qué es una prueba Go Up triathlon?

Son pruebas de triatlón que sumen más de 5000 metros de desnivel positivo entre la bici y la carrera.  Hasta el momento solo hay 4 pruebas en el globo que forman parte de este circuito o cosmovisión extrema del triatlón: AltrimanEmbrunmanNorsemanTriatlón Inferno.
Estas pruebas comparten muchas más variables que el desnivel positivo, diferenciandolas claramente de los Ironman tradicionales, llanos, semi-llanos o con 2000 positivos.

Un Go Up Triathlon  se empieza nadando de noche o casi de noche, en un lago por encima de  los 1000 metros (menos en Norseman que es un fiordo, aunque el agua es la más fria, 15º por esas fechas)  El desnivel positivo a superar en la bici es superior a los 3000metros y se llegan a superar y coronar puertos de montaña a más de 2000 metros. Este  entorno de alta montaña provoca cambios importantes de temperatura a lo largo del recorrido, haciendolas incluso más duras.  En la parte de la carrera o maratón tambien existe un importante desnivel positivo a rebasar, especialmente en Norseman e Inferno, la meta esta ubicada a 1873m y 2970m respectivamente.

Las 4 pruebas del Circuito Go Up Triathlon son pruebas poco masificadas: menos de 900 participantes en Embrun, menos de 250 en Inferno y Norseman con lotería incluida,   apenas 100 en Altriman. De alguna forma es dificil controlar y acercar a médicos o primeros auxilios en zonas de alta montaña para tantos participantes.  Consecuentemente estas pruebas no forman parte del circuito de la marca Ironman, donde la rentabilidad debe asegurarse sobre la base de un nº elevado de participantes.   Los tiempos medios de los finishers suelen ser entre 2 y 5 horas más que un ironman tradicional.  Por ejemplo,  Ricardo Lazarte ha bajado de 10 horas en un ironman llano pero ha finalizado Embrunman en 13 horas y 15 horas el Altriman»

El triatlón celebrado en Sierra Nevada el domingo pasado cumple casi al cien por cien todos los requisitos que aquí dice:
Natación en un lago a más de 1000 m ( embalse de Canales, 965m altitud)
Más de 5000m de desnivel positivo entre bici y carrera.
Puertos a más de 2000m (punto más alto en bici, 2350m)
Carrera a pie con importante desnivel positivo (meta a 2100m y punto más alto a 2850m)
Poco masificado (Ironman Lanzarote, 1500 participantes. Triatlón Sierra Nevada largo, 200 participantes)
Foto by Napoleón Fdez.

Salvo la distancia, que de los que aquí habla es distancia Ironman aprox. y  el de Sierra Nevada medio Ironman, por lo demás es exactamente igual. Por eso los organizadores le han llamado «el triatlón más duro del mundo en su distancia».

Al leerlo sentí atracción por este tipo de triatlón. De hecho, la foto de cabecera que ha llevado el blog que escribí sobre el Ironman de Lanzarote de un tío saliendo del agua es de uno de estos, del Inferno concretamente. Aquí nos faltó nadar de noche (salida a las 7.30 con retraso) y que estuviera mejor organizado, pero por lo menos se ha celebrado. Caos organizativo aparte, el triatlón ha sido espectacular.

Cuando el día previo vas a recoger el dorsal y ves por donde tienes que nadar, ya lo flipas. Dan ganas de quedarse allí todo el día bañándote. Mira que lleva años ahí el embalse y hasta ahora no había apreciado bien lo bonito que es.

Foto by Napoleón Fdez.
La salida era a las 7.30 a.m. y aunque se retrasó un poco, el sol no había salido todavía. Teníamos que ir hasta una pequeña boya y después hasta un islote en medio del embalse para después volver al punto de salida. Yo me coloqué en segunda fila más o menos. Me gusta salir rápido para coger un sitio cómodo y evitar las ostias. No me gusta nadar a pies de nadie, no voy cómodo. Prefiero ir con espacio libre por delante.
En esta ocasión creo que me equivoqué al ir con traje d neopreno. El agua estaba estupenda, no hacía nada de frío y no hacía falta llevarlo. Prefiero notar el agua y además llevaba dos meses sin usar el traje, por lo que no fuí cómodo hasta los últimos 500 metros o así.
Creo que fuí en zona de nadie, bastante tranquilo y casi sin ver a nadie hasta que giramos en el islote y me encontré con los del corto para hacer los últimos 1000 m sorteando gente. Lo del giro en el islote tiene un punto de salvaje y natural que me gustó más que dar la vuelta a una boya de colores. Al pasar tan cerca de las rocas me puse a mirar si había peces. Justo en ese momento empezó a despuntar el sol por encima de la montaña y me resultó muy bonito verlo mientras bordeaba el pequeño islote. Parecía que estaba yo sólo nadando en el mar cerca de una isla o algo así. Salí en puesto 17 en 37m50s
Para llegar a la zona de boxes había que recorrer unos 900m muy cuesta arriba y por camino de piedras. Cojo mis zapatillas y para arriba. Voy corriendo y andando en las zonas más empinadas para bajar un poco las pulsaciones y llegar tranquilo a la transición.
Me termino de quitar el traje y me  coloco casco, gafas, dorsal y zapatillas (ni calcetines ni guantes). Guardo  las cosas de nadar y las zapatillas en el petate y me pongo una bolsa de plástico en el pecho, debajo del traje, por si hace frío en la bajada hasta a Granada. Mientras bajo me adelanta un grupo que va como un cohete, qué barbaridad. Puedo distinguir a César Penalva, compañero del  TriGranada y amigo, que va en posición aerodinámica que da miedo. Imposible pensar en seguirlos.
Hasta ahora había hecho tres triatlones  (Half Challenge Calella 2009, Titán 2010 y IM Lanzarote 2011) y los tres sin drafting, es decir, no se puede ir a rueda, está prohibido. Aquí si se podía. Me engancho a rueda de mi amigo Fernando Almendros y me lleva como un tiro si parar de adelantar a gente toda la bajada y el llano hasta Granada. En Granada tomamos la salida a Monachil por la ronda sur y ya se acaban las velocidades. Vamos juntos, pero en cuanto empieza el primer puerto del día, el Purche, cada uno coge su ritmo y a subir como puede.
Las primeras rampas del Purche son muy empinadas, pero al ir todavía muy frescos no son problema y las subo cómodamente con el 25 (39-25). El día de antes y a última hora, gracias a mi hermano Moi monté atrás un 28. Menos mal. Más adelante lo agradecería muchísimo.

 

2 thoughts on “Triatlón Sierra Nevada 2011 1ª parte, Go Up Triathlon!

  1. Santi, flipo con tus crónicas, soy un fan tuyo, no dejes de contarnos lo que sientes, pues los q estamos enganchados como tu, se nos saltan las lagrimas cuando escuchamos a alguien contar lo que ha vivido y sentirte identificado en todo.
    Sigue a sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.