mié. Dic 19th, 2018

Si es deporte, cualquiera puede hacerlo (ganar o perder).

Parece algo evidente que si es deporte, cualquiera puede ganar o perder. O al menos eso es lo que pensamos todos aquellos a lo que nos gusta el deporte y que además lo practicamos o lo hemos practicado. Y si lo hemos hecho alguna vez federado y a nivel competitivo, más claro lo tenemos aún.

Hoy se despierta España con un tremendo fracaso deportivo por la inesperada eliminación de nuestra selección de baloncesto,  la hermana mimada de la Roja, y para más inri por una Francia sin sus estrellas y a la que ya habíamos ganado en la fase previa jugada en mi tierra, en Granada. Las portadas de los periódicos y las aperturas de los TD tienen que ser súper tremendistas y pidienzo cabezas cortadas.

No vi el partido, pero parece ser por lo que he leído que Francia parecía otra y que anuló a una España que no supo qué hacer ante el planteamiento y el pundonor de los franceses. Eso es el deporte. Pero a las pocas horas de terminar el partido el hastahg #orengadimisión ya era trending tópic en España. De igual manera se habría producido el hastahg #orenganotevayas en caso de haber ganado el mundial. Así es el circo.

Aún tenemos muy reciente la estrepitosa eliminación de la verdadera Roja, la de fútbol, en el pasado mundial de Brasil. Eliminados en la 1ª fase cuando antes de llegar a Brasil media España ya hablaba de la final cantada entre  España y Brasil. No hace falta recordar lo que le pasó luego a Brasil con Alemania en semifinales, algo mucho peor, similar a lo de España en Baloncesto de ahora.

No he seguido mucho el mundobasket, la verdad. No he visto ni un partido completo pero si he leído en prensa e internet y escuchado estos días en diferentes medios las informaciones que iban saliendo referentes a este importante evento.  Y la sensación que tenía, ya digo, sin estar muy informado, lo que me llegaba de fondo, parecía  que esto era un torneo organizado en España para, tras unos paripés o entrenos previos, se jugara la final en casa, con la mejor selección nacional de la historia contra USA. Encima contra una USA que no nos asustaba nada. Incluso escuché a un comentarista decir que entre los jugadores españoles había más minutos jugados en la NBA  (o casi) que entre todos los jugadores de USA. Qué éramos superiores. Toma ya, contra USA…

Si embargo hay veces en el que el espectáculo se nubla y aparece el deporte, el deporte de verdad, aquel que nos dice que en el fondo sólo son 5 contra 5 o 11 contra 11, todos jóvenes y entrenados. Que un jugador motivado y en sintonía con el resto del equipo pueden hacer milagros. Que da igual donde vivas, en qué ligas juegas y cuanto dinero ganas. Qué da igual si sales mucho en tv o revistas. Que da igual tu historial y los campeonatos o partidos que hayas ganado antes. Que sois todos de carne y hueso y con potencial mental tremendo e inexplorado, que puede hacer que se den circunstancias totalmente inesperadas o jamás pensadas. Deportistas que en un momento dado creen en ellos y tumban al que sea, sea quien sea.

España pensaba en USA sin pensar seriamente en Francia, y España pensaba en Brasil sin haber pensado primero en Holanda, Chile y Australia. Pero al final se impuso el deporte y sus valores de compromiso, confianza, fuerza, equipo y respeto.

Si hubieran visto antes este increíble final de carrera, quizá hubieran estado más concienzados todos, no digo sólo los jugadores, si no sobre todo los entrenadores, los responsables federativos y todo el entorno mediático y de aficionados que rodea a estos dos grandes deportes-espectáculo, de que en el deporte, cualquiera  puede ganar si pone todo su empeño en el objetivo, aunque nadie cuente con su victoria.

(Eurpeos de Zúrich 2014, 4×400 femenino, última vuelta. La que finalmente gana llega incluso más descansada y con mejor aspecto que sus rivales, a pesar del tremendo esfuerzo. El poder de la mente y de no pensar que no podía hacerlo)

Feliz viernes y buen finde a todos,

@ssantiruizg

1 thought on “Si es deporte, cualquiera puede hacerlo (ganar o perder).

  1. El deporte es deporte. Se puede ganar o perder. Al los de la selección de basket les pasó algo muy parecido a los de fútbol. Se puede perder, sí, por supuesto, pero con dignidad, teniendo un planteamiento de juego, luchando, dejandote la piel en la cancha. El partido de Francia fue casi perfecto, ellos sabían muy bien como nos tenían que jugar para anularnos, y así lo hicieron. Jugaron como equipo. España, como casi siempre que ha ido a remolque en el marcador, estuvo gris, sin ideas, sin concentración, y sin esquema. Los jugadores pueden tener un mal día, ok, lo asumo, ¿pero el entrenador? No soy un entendido en basket, pero a España le pasó como al Madrid en la final de la euroliga: cuando no sale lo que tienes previsto, te bloqueas y no reaccionas y asi les fue, y por segundo año consecutivo. Laso y Orenga son primos hermanos: malos, malos. De todos modos, gracias a esta generación que nos ha hecho disfrutar mucho del basket y de sus titulos… y ojo con Serbia (los destapados).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.