jue. Ene 24th, 2019

Nacidos para correr

Esta semana me estoy tomando las cosas con más tranquilidad. Sólo faltan 13 días para el día D y ahora toca bajar el volumen de entrenamiento, hacer sesiones más cortas pero con ratos de más intensidad y sobretodo descansar bien, alimentarse muy bien, no pillar ningún resfriado tonto, etc. En definitiva, cuidarse un poco más.

Mis sensaciones en general son bastante buenas. Tanto en el agua como corriendo me veo bien.

En la bici es otra cosa. He progresado bastante, pero sé que voy con falta de km. Me ha faltado una salida larga final al estilo de la que hice el otro día corriendo, pero con la bici. Tenía previsto hacer Granada-Almería, unos 185km. Me llevé la bici a Granada para el puente de mayo y lo iba a hacer a la vuelta, pero al final no pudo ser y la bici ha estado muerta de risa en el maletero del coche tres días. Y no es que esto me hubiese supuesto mucha mejora en la bici, pero si que me habría dado más confianza.

Lunes y martes descansé. El miércoles fui a nadar y después cogí la bici. Nadando metí 10 series de 100 a 1.25 sin forzar, nadando cómodo y con más fuerza a cada serie que hacía. Esto lo hice a las 7 de la mañana. Luego a las 3 de la tarde 2 horas de bici con dos subidas a Sierra Alhamilla, un pequeño puertecillo de 7 km. Buenas sensaciones.

El jueves bici de nuevo. Unos 75 km yendo hasta el faro del Cabo de Gata. Un día espectacular para ir en bici. Fuí acoplado mucho rato.

El viernes otro madrugón para ir a la piscina. Otros 2000m metiendo esta vez 20 series de 50m, haciéndolas todas por debajo de 40 seg y nadando más cómodo todavía que el miércoles.

El sábado iba a descansar. Dormí 10h seguidas y me levanté como nuevo. Y como llevaba sin correr desde el domingo me fuí a correr por la noche. 11km a buen ritmo, a 4.10 min/km. Me encontré muy bien, con la sensación de poder aguantar ese ritmo mucho más tiempo. Me salieron 46minutos a 148 ppm de media.

Y hoy domingo otro madrugón para hacer 2h y 20 minutos de bici con mi vecino. Nos lo hemos tomado con mucha tranquilidad. Hemos subido a Alhama y hemos vuelto. Unos 55 km a 98 ppm de media. A las 10 de la mañana ya habíamos vuelto, con todo el domingo por delante para estar con la familia.


Ayer me terminé un libro que me ha encantado, “Nacidos para correr”. Ha sido uno de esos libros que conforme los terminas estás deseando volver a leerlo. Cuando me quedaba poco, y son 400 páginas, iba leyendo más despacio para que no se terminara. He aprendido un montón de cosas y me ha hecho que tenga más ganas de correr que nunca. Se lo recomiendo a todo el mundo, da igual que corras o no.
En el se dicen cosas tan interesantes como esta: “Si no creemos que hemos nacido para correr, no sólo estamos negando la historia, estamos negando lo que somos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.