dom. Feb 17th, 2019

Media Maratón Granada 2011 – Por Jorge Jimenez

Hola a todos,

La mañana del domingo no dormí bien, estaba muy nervioso y encima preocupado porque el sábado, tuve mini festival de cervecitas, vino, comida, y postre, no acabé muy perjudicado, pero no creo que fuera lo más conveniente antes de una carrera. Supe cortar y a las 11:00 h. estaba en la cama para intentar descansar.

Me desperté al amanecer e hice mi tabla de estiramientos fundamental para mi espalda. Me tomé mis cereales, mis tostadas, mi café y mi zumo. Menos cantidad de la que me hubiera gustado para no ir muy pesado, eso sería sobre la 7:00 h. de la mañana. Tuve que ir al baño 3 veces, supongo que por los nervios.

Llegué a recoger el dorsal a las 8:00 h. Me encontré de pasada a Angel Lagos y a Moi que lo ví en el coche buscando aparcamiento. Llamé a Pepe el ciclista que es el que me mete en todos los fregados, y como vive al lado me dijo, vente a mi casa  y te doy un café, que falta mucho y hace frío en la calle.

Media Maratón Granada 2011 - Por Jorge JimenezMe tomé otro café, e hicimos tiempo poniendo los dorsales en las camisetas e intentando poner el chip este, que no lo había visto antes, en las zapatillas. Me tiré por lo menos 10 minutos hasta que lo conseguí, quizá por falta de habilidad y por nervios. A las 9:15 h. nos fuimos para el BBVA, donde estaban un puñado de valientes Qualquieras. Nos dimos besos, abrazos, y nos animamos unos a otros. Nos hicimos una foto de equipo, muy chula por cierto, y comentamos los grupos de la carrera en función de los tiempos de cada uno. En ese momento desaparecieron los nervios, porque te sientes arropado, y el frío deja de afectarte. Sin darte cuenta empiezas a prepararte psicológicamente. Dejas de hablar con la gente, y te centras visionar e imaginar la carrera. De repente me encuentro a Raquel (mi mujer), justo antes de la salida. Me dio muchísima alegría, porque no estaba seguro de que viniese tan temprano dado su estado. Eso me dio muchísima motivación y confianza.

Salimos desde muy atrás para evitar aglomeraciones y me preocupé de intentar ir con el grupo y no perder de vista a la gente, Alvaro, Roberto, Erika, Dominguero, Gato Pardo, etc..

Decidí empezar tranquilo porque estaba muy frío, y fui junto con Pepe y el Dominguero detrás de Enrique. Íbamos a un ritmo suave y disfrutando del inicio. Enrique que hacía de liebre para hacer en torno a 2 horas, estuvo fantástico liderando el grupo en los primeros pasos.

Ocurrió algo que no esperaba y es que me sentí bastante bien los 2 o 3 primeros km. Cuando entré en calor,  sin darme cuenta empecé a ir más rápido. Tenía que descifrar una teoría que aprendí en la Media de Motril. En esa carrera que era mi primera vez,  el miedo a no controlar las distancias y los tiempos me hizo ir tan despacio que creo que pequé de prudente. Para mí con 100 kg de peso, ir despacio supone mucho desgate de piernas. Decidí por tanto ir un poquito más ligero, con zancada mas corta y aumentando cadencia para corroborar mi teoría. Notaba menos peso en las piernas, y en lo pulmonar iba como si nada, las pulsaciones ni las notaba.

Antes de llegar al Parque de Las Ciencias, ya me había separado de Enrique y el dominguero, y decidí tirar para delante sin dudarlo ya que las sensaciones eran cojonudas. Pepe se vino conmigo y me siguió sin despeinarse. A la altura de Hipercor, Pepe se colocó  delante mío, y empezó a sacarme metros. Aumenté de forma progresiva el ritmo para pegarme a él, y el capullín seguía aumentando paulatinamente, así que por más incrementaba mi ritmo él mantenía la distancia.

Todo ese recorrido, por los Sanders hasta la rotonda del We fui genial, es más, aunque veía a Pepe por delante, recordé viejos tiempos cuando entrenaba en Balonmano por ahí con los Agustinos. Nos sacaban a correr por ahí media horita, que nos sentaba como una patada…..

De repente, y mira que me avisaron empezamos a subir hacia la Chana. Hasta ese momento iba enchufado y adelantando a gente continuamente. Hasta ese momento hice un cálculo aproximado y si me mantenía así podía llegar a 1 h. 45 min, ya que en el km 11 levaba 50 minutos. Al llegar a la subida bajé el ritmo por miedo, pensando en volver al tirar si podía luego al culminar la pendiente para dejarme caer. En ese tramo de subida me adelantaron 2 o 3,  y perdí bastante tiempo. Supe controlarme y no me piqué. De forma inconsciente estaba dosificándome. Antes de llegar al Alcampo me adelantó Ángel Lagos. “ Hola Jorge, venga vamos juntos”. No pude estar con él mas de un minuto, yo ya había bajado la marcha por miedo, y él  venía de menos a más. En Parque Almunia lo perdí de vista, al igual que a Pepe. A partir de ahí supe que estaba sólo. Eso me hizo bajar un poquito más, ya que nadie tiraba de mí. Ví a Fran el hermano de Santi que me adelantó y me pasó lo mismo, no quise romper el ritmo en ese momento aunque me encontraba muy bien. Estaba empezando a ser conservador y a guardar fuerzas hasta llegar a la Gran Vía por lo menos.

Por fin empieza la bajada desde la Puerta de Elvira hacia Gran Via. Ahí es cuando decido aprovechar la inercia y tratar de recuperar algo de tiempo. Empecé a volar, o al menos eso me parecía, y seguí adelantando gente. Al llegar al paseo del salón sabía que bajaría de las 2 horas incluso sin tener que apretar.

Lógicamente cansado, pero sin ningún tipo de bajón, ni sensación de sufrimiento ni nada de lo que me pasó en Motril. La subidilla del camino bajo de huétor me bajó de nuevo los humos, pero mantuve el tipo. Al final ya bajando hacia el Palacio empecé a correr bastante rápido, y estaba pletórico. Viendo el tiempo pensé que, qué mas daba 1 minuto arriba o abajo. Bajé para entrar normal a meta pensando en guardar fuerzas para  el tercer tiempo. Esto es lo que más me sorprendió, ya estaba pensando en reservarme para otras cosas, no sólo para la carrera. Entrando en meta no me lo creía. Me quedaban fuerzas.

Gracias Dani por tus aplausos, y sobre todo a mi mujer que volvía a estar ahí sólo para verme.

Objetivo inicial bajar las 2 horas. Objetivo después del entreno del martes con buenas sensaciones 1:50 h. El resultado al final a medias 1:55 h.

Lo mejor, acabar sin sufrir lo cual ya es un logro para mi. Se me pasó el tiempo volando, y encima me quedo con la sensación de que podía haber bajado 3 o 5 minutos, pero preferí guardar este objetivo para la siguiente. Si no voy a acabar enfermo con esto de correr!

ENHORABUENA A TODOS LOS CUALQUIERAS, SI YO PUDE,  CUALQUIERA PUEDE HACERLO!

Dedicado a Raquel y Angela que aunque no me vio por estar aún en el vientre seguro que vibró con el ambiente.

3 thoughts on “Media Maratón Granada 2011 – Por Jorge Jimenez

  1. Enhorabuena Yoyo, has sabido controlar y como me dijo en su día Santi y que lo llevo grabao a fuego en todas las carreras, “Escucha a tu cuerpo” es el que mejor te va indicar cuando tirar y cuando parar y además muy descriptiva tu crónica, me he paseado por Graná de pe a pa y si Angela no se acuerda que viró, ahí estaremos para contárselo, un abrazos y besos para los tres 🙂

  2. Jorge que pasa tío, enhorabuena por tu tiempo y tus sensaciones, te vi pero no me dio tiempo ni a saludarte. Me alegro q estés bien, y a ver si nos vemos en alguna otra carrerita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.