lun. Jun 17th, 2019

Lo que dice la ciencia sobre el arte de correr

Las marcas de calzado deportivo y toda la industria que rodea al running popular nos han hecho creer que para correr 2, 3, 4 veces por semana sin destrozarnos las articulaciones necesitamos unas buenas zapatillas con suficiente amortiguación, pero muchos ya sabemos que eso no es verdad.

Algo parece además estar cambiando cuando Nike, abanderado y líder mundial de la amortiguación empieza a hacer anuncios como este

Ahora sabemos que la mejor manera de proteger nuestra salud y de ser más eficientes corriendo es hacerlo usando el patrón de carrera para el que se ha adaptado nuestra anatomía a lo largo de millones de años, el que se realiza cuando se corre descalzo o usando un calzado que simula estar descalzo.

Sabemos que para readaptarse a correr de esta manera, descalza o con un calzado mínimo protector, se requiere mucha paciencia, mucho cuidado y un cierto tiempo.

Sabemos que aún haciéndolo así, no se está exento de riesgos ni de lesiones, y que hay gente a la que le puede acarrear más problemas cambiar que quedarse como está.

El que siga teniendo dudas, que siga dudando, hace muy bien. Que siga dudando y que se lo cuestione todo, y que si realmente le interesa que siga informándose sin aceptar «porque si» lo que le digan otros, aunque sean expertos del sector.

La información más objetiva y menos intoxicada la vamos  ha encontrar por razones obvias en la ciencia.

¿Pero qué dice la ciencia? ¿Hay estudios científicos publicados que avalen lo que la lógica evolutiva nos dice?

Saber lo que dice la ciencia no es fácil. Ponerse a mirar publicaciones en revistas científicas, en bases de datos, encontrar los estudios, leerlos, interpretarlos, todos en inglés, etc., es una ardua tarea que pocos corredores van a hacer.

Afortunadamente hay personas que lo hacen y que se molestan en interpretarlo y resumirlo para que todos podamos entenderlo de manera amena, clara, directa y en castellano.

Esto es lo que ha hecho Daniel Ruiz, fisioterapeuta de Barcelona que lidia a diario con corredores y sus lesiones (aquí podéis leer una entrevista suya). Ha hecho una completa revisión al arte de correr y al uso del calzado amortiguado convencional basándose en las evidencias publicadas hasta la fecha en la literatura científica, ni más ni menos.

En su artículo, titulado «Una revisión al arte de correr, ¿nos descalzamos?» dice cosas como estas:

«El aterrizaje del pie al caer en el suelo durante la carrera debería ser, debido a nuestra composición anatómica y biomecánica, con la zona del metatarso.»

«Tanto si se usan los sistemas más modernos [de observación como si nos basamos en la opinión y observación de algunos entrenadores  acabamos en el mismo punto del camino: la zapatilla amortiguada condiciona la pisada.»

«Es de vital importancia que los niños utilicen un calzado adecuado, cuando la ocasión lo exija, y que siempre que sea posible realicen todas sus actividades descalzos. Eso evitará problemas en el desarrollo, deformidades, atrofia en la musculatura del arco plantar e interdigital y mejorará su capacidad sensitiva y propioceptiva»

Es un excelente artículo que os recomiendo a todos leer al completo. Aquí tenéis el enlace:

Revisión al arte de correr, ¿nos descalzamos?

3 thoughts on “Lo que dice la ciencia sobre el arte de correr

  1. Me ha sorprendido una cosa del vídeo de Nike que me gustaría que alguien pudiera aclararme. En el minuto 00:13 se ve la cámara lenta como la corredora apoya el pie pero… ¡el talón no toca el suelo en ningún momento!

    ¿Es esta realmente la forma correcta de correr con minimalistas?

    1. En el vídeo hay varios errores. La corredora no pisa con el talón y luego se ve una huella completa, muy marcada y muy hundida. Nike es márketing, y ellos quieren que te fijes en la zapatilla. Ahora de lo que los corredores hablan es del cambio de paradigma y de que si impacta con la zona media del pie (metatarso), y eso es lo Nike muestra.
      No es lo mismo correr una serie de 200 metros que 20 km. En ritmos muy altos se puede correr sin apoyar el talón (como cuando sprintas), pero cuando sales a correr descalzo o con zapatillas minimalistas, el talón se apoya. Se impacta con el medio pie y luego el talón apoya muy suavemente, como besando el suelo. Esto es mucho más fácil verlo, comprobarlo y practicarlo yendo descalzo, que es cuando el pie busca los apoyos de tal manera que sean lo menos lesivos, más suaves y más eficientes. El calzado, aunque sea minimalista, te permite pisar de otras maneras.
      Mira este post y léete también el que enlaza (barefoot y dolor de gemelos)

      http://www.cualquierapuedehacerlo.es/barefoot-como-se-pisa/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.