mar. Mar 31st, 2020

¿Diseñados para correr?

¿Creéis que realmente estamos diseñados para correr? ¿Qué hay de cierto en eso?

Nuestro amigo y colaborador Israel Fornieles, fisioterapeuta y corredor, nos da algunas pistas sobre esto fijándose en los detalles de nuestra anatomía y en nuestra mecánica articular, es decir, en cómo funcionan nuestras articulaciones. Un post realmente interesante que hará que te preguntes inmediatamente que qué es lo que estamos haciendo mal para lesionarnos tanto corriendo.

Muchas gracias Israel por tu tiempo y por hacernos ver cómo nos comportamos mientras corremos.

 

Hola, mi nombre es Israel Fornieles Ortiz. Soy fisioterapeuta Osteópata Especializado en Posturología Clínica, paso consulta en el Ejido (Almería) y, desde hace unos tres años corro, más concretamente corro de forma minimalista.

Soy un enamorado de mi profesión, en especial de la fisiología articular, o lo que ahora se denomina de una forma incorrecta Biomecánica, que yo más bien la defino como micro-mecánica articular; si ésta no se da, la macro-mecánica (o el movimiento normal) es imposible que funcione correctamente o fisiológicamente bien.

 

EL PRINCIPIO DE LA SABIDURÍA ES LA DEFINICIÓN DE LOS TÉRMINOS (Sócrates).

Hay que conocer con precisión, hay que definir los términos. En mi profesión esto se traduce en conocer perfectamente la anatomía en su sentido más amplio, sino, … ¿COMO VAS A SABER CUAL ES LA DISFUNCIÓN ARTICULAR DE LA ZONA A TRATAR SI NO SABES COMO ES ÉSTA, SI NO SABES COMO ES LA ESTRUCTURA Y LA FORMA DEL CONJUNTO ANATÓMICO QUE TIENES QUE TRATAR?

De ESTA MÁXIMA DE SÓCRATES me surgió la idea, y en la última charla que di en El Ejido, mostré cómo ESTAMOS DISEÑADOS Y ADAPTADOS PARA CORRER.

Esto es lo que quiero exponer, como está diseñada la pierna y que sistemas utiliza, los cuales apuntan TODOS A QUE PODAMOS CORRER.

Lo primero que hay que definir son leyes generales que rigen a todos los seres humanos, y en lo que se refiere al movimiento, el cuerpo obedece a tres leyes:

1. Equilibrio
2. Economía
3. Confortable; No dolor

Definamos los términos.

Siempre el EQUILIBRIO es prioritario y las soluciones adoptadas para el mantenimiento de éste son ECONÓMICAS. Como el esquema de funcionamiento es FISIOLÓGICO, es naturalmente CONFORTABLE.

El cuerpo toma soluciones de adaptabilidad. La organización del cuerpo tratará de conservar el EQUILIBRIO, pero concediendo prioridad al NO DOLOR, y ésto lo realizará siempre.

A nivel de la carrera esto también es prioritario; el EQUILIBRIO debe de mantenerse concediéndole principal importancia, en pos de avanzar y desarrollar nuestras funciones de relación, sin perder de vista la CONFORTABILIDAD y el AHORRO ENERGÉTICO, tan necesario para poder realizar las funciones vitales.

El hombre está dispuesto a todo para no sufrir. Hará trampas, se curvará, disminuirá su movilidad en la medida en que sus adaptaciones defensivas, menos económicas, le harán recuperar el CONFORT.

NUESTRO CONFORT Y NUESTRO EQUILIBRIO se pagan con un gasto superior de energía, que se traduce en un estado de fatiga más importante.

 

 El GASTO ENERGÉTICO.

Si por un momento nos imaginamos que somos ingenieros que queremos fabricar un “humano”, el cual pueda correr mucha distancia mucho tiempo de forma prolongada, ¿Cuál es el primer y principal problema que se nos plantea? EL GASTO DE ENERGÍA…. ¿Qué sistema tengo que adoptar para gastar lo menos posible sin perjuicio del resto de funciones?

La solución más rentable energéticamente se obtiene por medio de ACUMULADORES DE ENERGÍA, y éstos son los que voy a presentar a continuación.

Todos sabemos que nuestro cuerpo se mueve, en última instancia, gracias a los músculos y a los huesos, pero si nuestro movimiento únicamente se basara en este sistema SERÍA DEMASIADO COSTOSO y, ya estaríamos rompiendo la ley del gasto mínimo de energía. Entonces, ¿Cómo gastar menos?……. UTILIZANDO SISTEMAS DE ACUMULACIÓN DE ENERGÍA.

Si dotamos al cuerpo con sistemas vivos de acumulación de energía y, en este caso, aprovechamos la fuerza de la gravedad, el gasto se reduce enormemente y podemos hacer nuestro desplazamiento más eficiente y eficaz. Estos sistemas están repartidos por todo el cuerpo, ayudan al sistema músculo-esquelético, lo refuerzan y le restan consumo de combustible.

Si nos centramos en la pierna, vemos el siguiente conjunto fisiológico: un hueso plano; el Iliaco, más el fémur, el conjunto de tibia y peroné y, todo esto termina en el pie.

cadera

Asociados a esta cadena ósea, interconectada por articulaciones, se encuentran los músculos (glúteos, cuádriceps, isquiotibiales……..y algunos más) pero, lo que no se tiene en cuenta es el TEJIDO VIVO ELÁSTICO que existe en este conjunto, ya que este tejido vivo se describe en los textos como de mantenimiento de las articulaciones o, en el peor de los casos, no se explica, solo se describe topográficamente donde se encuentra, sin asignarle función ninguna.

Bueno, para mí en el cuerpo no hay nada que no deba de estar, NADA, ya que la biología y la evolución sabe más que nosotros, y sabe más porque:

De arriba hacia abajo nos encontramos con la articulación de la cadera formada por la cabeza femoral de forma redonda, y una fosa en el hueso iliaco que le da congruencia a esta cabeza femoral. Todo esto parece muy normal, pero como “diseñadores” de nuestra estructura, ¿habríamos tomado esta solución para esta articulación? ¿Por qué hacerla redonda?…….. ¿El cuerpo crea una articulación esférica para que estemos apoyados sobre ella?………Esta solución parece muy inestable ¿no?, ¿habríamos tomado esta solución en esta articulación con esta forma?

Movimiento de la cadera
Movimiento de la cadera

Yo digo SÍ, porque con esta articulación es la que más movimiento desarrollamos, se mueve en todos los planos del espacio…..entonces, siendo tan móvil, ¿no conlleva esto un mayor grado de inestabilidad y debilidad articular?

¿diseñados par correr?
Unión de la cadera con la pierna.

 

Con esta forma redonda tenemos el mayor rango de movimiento posible que se puede dar a nivel articular, consiguiendo de esta forma una movilidad total.

Como siempre el cuerpo tomas las mejores soluciones, y ésta, es la mejor solución, ya que para darle congruencia y estabilidad articular sin perder movimiento, dota a la articulación de una capsula articular fuerte, reforzada por un conjunto ligamentario también muy fuerte y estable.
Entontes, de nuevo hay que preguntarse, ¿no perderemos con ello movilidad? ¿NO NOS LIMITA EL MOVIMIENTO ESTE CONJUNTO LIGAMENTARIO? No, porque aquí es donde aparece EL PRIMER SISTEMA DE ACUMULACIÓN DE ENERGÍA DEL MIEMBRO INFERIOR.

Los ligamentos se sitúan uniendo la cabeza femoral al hueso iliaco pero no de forma directa, sino enrollándose alrededor del cuello del fémur de forma que están pretensados coaptando esta articulación. Esto confiere a esta articulación lo siguiente; mayor fuerza y servir de acumulador de energía a modo de “fleje” a la hora del desplazamiento.

Ligamentos de la cadera, que actúan como acumuladores de energía elástica.
Ligamentos de la cadera, que actúan como acumuladores de energía elástica.

Cada vez que hacemos una extensión de la pierna hacia atrás, este sistema ligamentario-capsular se tensa, ya que su origen o inserción proximal y su inserción distal se alejan, acumulando de esta forma una energía a modo de elástico, para después, cuando llegue la relajación muscular, poder liberar la energía a favor del movimiento.

Otro sistema de acumulación de energía lo encontramos en el sistema que forman los tres isquiotibiales; dos de ellos tienen un porcentaje alto de fibra no muscular, como su nombre indica son, el semimembranoso y el semitendinoso, con lo cual, el cuerpo los diseña así para reducir su gasto…y entonces ¿Qué función realizan?

En muchos libros se dice que están hechos para acercar el pie al glúteo……pero si atendemos a su diseño vemos que esto no es factible, ya que deberían de ser músculos puros. ¿Qué hace un elástico si le colgamos un peso y soltamos este en el aire?, efectivamente, contener de forma amortiguada la caída de este peso, de la misma forma la función de dos de los tres isquiotibiales es LOGRAR de forma ECONÓMICA que la pierna caiga de forma controlada al suelo. Están DISEÑADOS PARA CONTENER LA CAIDA DE LA PIERNA Y NO PARA FLEXIONARLA. Esto sucede cuando estamos corriendo y englobado en el conjunto del movimiento.

Si continuamos en nuestro camino descendente por la pierna, nos encontramos con la tibia y el peroné…. ¿Porque adopta el cuerpo esta solución de dos huesos?….siendo nosotros estos imaginarios “ingenieros” ¿Habríamos adoptado esta solución? ¿Y, para qué?
Dos huesos en vez de uno, ¿Que explicación tenemos para esto?

La solución hay que buscarla en el pie, justo en el hueso que hace de unión entre la tibia-peroné y el pie, en el hueso astrágalo.

Esquema del movimiento que tien el hueso que une la tibia y el peroné al pie.
Esquema del movimiento que tien el hueso que une la tibia y el peroné al pie.

Este hueso pertenece al pie, tiene una configuración física extraña, la cual lleva a que, cuando el pie desarrolla su movimiento de flexo-extensión, la tibia y el peroné no pueden hacer otra cosa que alejarse un hueso del otro, se separan, con lo cual, el cuerpo aprovecha este movimiento pasivo de ambos huesos. Crea un tejido elástico entre ambos, formándose así otro acumulador de energía para reducir el gasto del desplazamiento; esta es la MEMBRANA INTEROSEA DE TIBIA Y PERONÉ.

Membrana interosea de tibia y peroné, otro acumulador de energía.
Membrana interosea de tibia y peroné, otro acumulador de energía.

Otros acumuladores de energía o semiacumuladores son los gemelos o gastrocnemio.

Gemelos
Gemelos y sóleo.

El diseño de estos músculos es el siguiente: la mitad de su longitud está formada por fibra y, la otra mitad, por masa muscular pura, con lo cual combinan una función activa de contracción y relajación muscular con otra pasiva de acumulación de energía. Desarrollarán a nivel del pie un brazo de palanca con la fascia plantar, para impulsarnos hacia delante…. ¿Os imagináis tener que impulsar todo el peso del cuerpo por medio de músculos donde se encuentra la fascia plantar? Estos músculos no tendrían espacio, los pies deberían de ser enormes, restándonos adaptabilidad, propiocepción, capacidad de adaptación y, aumento de consumo energético. Es más sencillo dotar al pie de un sistema interno elástico que no consuma energía.

Por tanto, el diseño corporal pone ahí, de forma consciente, esta fascia plantar en correlación con los gemelos, uniendo ambas funciones pasivas de impulso de movimiento.

La fascia plantar funciona como la cuerda de un arco y así nos ayuda al impulso con poco coste energético.
La fascia plantar funciona acumulando energía elástica, como la cuerda de un arco, y así nos ayuda al impulso con poco coste energético.

La anatomía siempre da respuesta a la función, y la función viene definida por la anatomía. Todo tiene un sentido. En el aparato locomotor, un sentido FUNCIONAL que persigue el movimiento con el menor gasto posible.

Siempre que el cuerpo “entiende” que no es necesario o, no es rentable gastar, procede a fibrosar el tejido muscular, consiguiendo de esta manera un ahorro energético.
La anatomía que he presentado tiene como base esta máxima, y la definición de los términos anatómicos son básicos para tener el conocimiento que permiten entender esa micro y macro mecánica corporal.

Llegado a este punto, se puede afirmar que la pierna tiene un conjunto de sistemas de ahorro energéticos para hacer más eficiente el movimiento. Si los enumeramos serían:
– Ligamentos y articulación de la cadera

– Músculos isquiotibiales por la parte posterior de la pierna

– Membrana interósea tibio-peroné

– Gemelos y fascia plantar

Estos actúan al unísono cuando corremos, en función de cómo corremos.
Si sumamos estos acumuladores de energía (cadera, isquiotibiales, tobillo, gemelos y fascia plantar), vemos que encontramos sentido a todas y cada una de las formas que adopta el cuerpo. Sentido a esta trama anatómica que interconecta todas las partes del sistema.

CONOCEMOS EL CUERPO Y EL POR QUÉ. Conocemos el diseño óseo, ligamentario, muscular y aponeurótico al servicio del desplazamiento, y nos acercamos un poco más, con sentido, a la afirmación de que ESTAMOS DISEÑADOS PARA CORRER, y concretamente que la pierna está hecha para el desplazamiento con el mínimo gasto de energía.

Israel Fornieles Ortiz
Fisioterapeuta – Osteópata – Posturólogo
Personal Trainer en Paleotraining
Especialista en Macronutrición y Dietoterapia

Consulta en El Ejido (Almería)
C/Geranio 20, Bajo B
Tfno. 661 43 65 19
Mail: israelfornieles@hotmail.com

2 thoughts on “¿Diseñados para correr?

  1. Enhorabuena por el artículo.
    Muchas gracias por saber explicar la «biomecánica» de esta forma.
    Fácil, lógico y brillantemente planteado.
    Un lujo que el conocimiento sea compartido… Gracias x compartir, encantado de aprender.
    Un saludo.
    Carlos @Fisioteko

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.