mié. Feb 19th, 2020

De parón

Así llevo tres días por culpa de un resfriado común. Común pero muy molesto.

La semana la terminé bien. El viernes nadé antes de irme a currar a las 7 a.m y el sábado corrí también por la mañana, en ayunas. Hice un recorrido chulísimo por La Herradura de 75 minutos, muy tranquilo, disfrutando de la montaña y del mar. Y de la mañana tan espectacular que hacía. Hasta vi cabras salvajes por el monte y me paré a grabarlas con el teléfono.

Unas 10 horas y media de lunes a sábado.

El sábado por la tarde me empecé a encontrar regular, con muchos mocos y picor de ojos. Y así llevo desde entonces. Mañana vuelvo a la carga, a ver cómo me encuentro. Se que lo que hay que hacer es estar parado hasta recuperarse del todo, pero ya llevo tres días y no aguanto más. Será que no estoy tan malo entonces.

Hoy me encuentro mejor, y por lo mañana estaré mejor todavía. Al menos, como tenía previsto descansar domingo y lunes, ya que estábamos de puente, no me va a alterar mucho mis planes este resfriado si no va a más, que no creo. La verdad es que salvo algún que otro resfriado vulgaricus no recuerdo haber estado enfermo (de estar en cama o hecho polvo de verdad) nunca. Tocaremos madera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.