jue. Dic 12th, 2019

CxM Sierra Elvira 2014 – por Paqui Sánchez

El dia 12 de Abril 2014 participé en la CxM Sierra Elvira, sin duda la carrera de montaña mas dura a la que me he enfrentado hasta ahora.

Cuando los arapajoes decidieron inscribirse a esta carrera yo ni me lo plantee. En principio no me atraía nada y además me daba un poco de miedo. El año pasado hicimos una salida por parte de su recorrido, la subida a los últimos dos mojones, creo que hicimos unos 13 kilómetros aquel día, pero me parecieron durísimos y además el paisaje y recorrido tampoco me llegó a gustar del todo, fue en Junio, ya hacía mucho calor y todo estaba muy seco, por los que siempre que se hablaba de Sierra Elvira yo decía que no volvería a ir allí.

Mas tarde a Ñusi, mi compi de fatigas, le sale un viaje justo para esta fecha con lo cual ya si que estaba decidido.  Pero una buena mañana Juanma Corrrea nos dice que han abierto otra vez plazo para unas pocas inscripciones y que se ha inscrito y yo, asi como hago todo, sin pensarlo ni media vez, le propongo inscribirme y hacer juntos esta carrerita. Asi es que ¡toma¡  estaba inscrita.

Creo que no he estado mas nerviosa en mi vida ante una carrea. Finalmente Juanma no puede correr por una lesión y me enfrentaba yo sola a esto. Días antes me imaginaba sola de flor en flor por la montaña, siempre he ido con Ñusi y tener a alguien ahí es muy importante y más si es ella con la que no tengo ni que hablar para decirnos lo que necesitamos. En la última carrera que hicimos en los Guajares ambas pasamos muchos kilómetros solas, sin ningún corredor ni delante ni detrás, estas carreras la verdad que son disputadas por corredores súper profesionales y no tanto por populares como nosotras, y esta imagen de yo sola por esos montes, con esas subidas y con esas bajadas,  no dejaba de visualizarla en mi cabeza…y así paso.

Captura de pantalla 2014-04-15 a la(s) 16.15.08 Llegamos a Sierra Elvira a recoger los dorsales sobre las 7:45. Alli estábamos Fran Ruiz, Fran Quiros, Moises Ruiz, Ignacio Martos, Juanma Eskorbuto , Juanjo, David Hernández y Santi Ruiz. Allí nos encontramos con mas amigos y conocidos con los que echamos unas risas.

Yo iba nerviosísima, no había podido dormir bien esa noche y mi cara en las fotos lo dice todo.  Allí me dicen los arapajoes que van a hacer la carrera conmigo, más nerviosa me pongo. Sabía los tiempos de corte, y no las tenía todas conmigo en poder cumplirlos, por lo que era consciente de que estos iban a apretar y yo seguir su ritmo todos los kilómetros iba a ser imposible. Aun así insisten y salimos juntos.

Captura de pantalla 2014-04-15 a la(s) 16.14.19

Los primeros kilómetros súper rápidos, ellos siempre adelantados y yo intentando no perderlos de vista, llegamos a la primera bajada técnica y veo a Quiros, mi “tutor de carrera” que me está esperando y me coge de la mano y me dice que baje con él pero a toda leche, vamos que no me dio opción, y yo gritando toda la bajada con una sensación de ir segura pero a la vez que me mataba, bueno eso fue para grabarlo a lo más maripuri que nunca, os dejo una foto para que veáis que es verdad. Hoy lo recuerdo y me meo. Captura de pantalla 2014-04-15 a la(s) 16.15.39Captura de pantalla 2014-04-15 a la(s) 16.13.11

Después de eso seguimos varios kilómetros  juntos, hasta que los voy perdiendo sin dejar de oir la voz de Quiros gritándome “Paqui vamos, aprieta, trota, come”… Y me quedo con Juanjo y David Hernández un poquito mas adelantado.  Vamos unos kilómetros juntos hasta un avituallamiento antes de la subida al primer mojón.,” La subida al pico del Piorno, cuesta del desamayo”, creo que ponía eso en el cartel. En esa subida ya me separo definitivamente de ellos y empieza mi andadura sola.

Captura de pantalla 2014-04-15 a la(s) 16.12.51

Captura de pantalla 2014-04-15 a la(s) 16.14.58Intento centrarme en el camino, no pensar en lo que me queda y seguir avanzando. Esa bajada la hago mas o menos bien hasta llegar al avituallamiento justo antes del kilómetro 21, siempre pendiente del reloj y poder pasar el corte de las 3:30. Ahí me encuentro con David Hernández que está dando la vuelta, me dice que se encuentra mal con calambres en los cuádriceps y que no se ve con fuerza para hacer las subidas, me dio mucha pena porque realmente le vi que iba muy bien, pero hizo lo mejor porque a partir de ahí empezaba lo más duro.

Llego al kilómetro 21 y veo a un chico de la organización que me dice que estoy en el limite que puedo continuar, me dice que si voy bien, si tengo calambres, si se lo que me epera, y yo le digo que si, que claro que quiero continuar,  con cara de incredulidad me desea buena suerte y sigo mi camino, antes hago una foto y la mando al grupo con el tiempo, que sepan que sigo.

Captura de pantalla 2014-04-15 a la(s) 16.15.50

foto8 paqui

 

 

 

 

 

 

Avanzo y veo que viene otro chico detrás de mí, mas adelante me entero que se llama David, y compartiremos parte del recorrido. Pero también nos acompañan los chicos de cierre de carrera que iban recogiendo señales y cintas informativas del recorrido. Si! desde el kilometro 21 tuve que ir con la presión de que no me alcanzaran los de “cierre”, hubo un momento  que les tuve que decir que me dieran cuartelillo y que fuesen un poquitín mas lentos. He de decir que en todo momento me estuvieron animando diciéndome que no me preocupara y que iba muy bien.  Además ir escuchando voces atrás y no sentirte solo, sabiendo que hay alguien ahí reconforta muchísimo.

Cuando llego arriba en un momento que los recorridos se unen y ya vienen de vuelta algunos corredores, otro de la organización me dice si se lo que me espera y si voy bien para continuar, y yo pensando “y dale….que si, que voy a continuar”, no tengo calambres, voy reponiendo fuerzas en cada uno de los avituallamientos, voy muy cansada y exhausta pero quien no?

Asi es que sigo avanzando, ya casi en la cima veo a un chico que va tambaleándose y justo delante de mi se cae. Me paré con él porque aunque venían los de cierre, ahí les sacaba bastante distancia. Este chico estaba fatal, le di una botella de agua que llevaba para refrescarme y una pastilla isostar y ya llegaron a socorrerlo los de la organización. Esto me dio un poquito de bajón.

foto6cxm sierra elvira paqui foto7 paquiUn poquito mas arriba había un hombre que me pregunta si he visto a un chico  que iba mal, le cuento todo y que se ha quedado con alguien de la organización y ya me pego a él para comenzar la segunda bajada que madre mia como es esa bajada. También se nos une David, y Paco, que así se llama este, siempre delante empieza a bajar.

Este Paco me dio la vida en la bajada, un tío súper dicharachero que no me dejó sola hasta que llegamos abajo del todo, y me iba diciendo  cada vez que había un cartel de Bajada técnica muy peligrosa “mira rubia una bajada de las que te gustan a ti” , yo me meaba con él y le estoy muy agradecida.

Así llegamos a un avituallamiento en el que Paco no se para y sigue avanzando y ya le pierdo. Sigo un poco con el otro chico, con David, pero le dejo atrás y ya no le volví a ver. Así llego al avituallamiento justo antes de la última subida, “la cuesta de Manu el Cojo”,  ay oma!!!

El factor psicológico es muy importante y cuando te paras allí y miras hasta donde tienes que subir, lo empinado que está y lo cansado que estas es que se te viene el mundo encima. La chicas del avituallamiento me decían tu no mires arriba, que esto está hecho en náh!.

Me refresco un poco y comienzo a subir, siempre con los de cierre pisándome el culo. Llego a la cima exhausta hablando conmigo misma, diciéndome ala Paqui ya estamos aquí, venga que ya no queda nada. Empiezo el descenso por las rocas intentando llegar viva porque las piernas ya  flaqueaban y el dolor en los dedos de los pies era insoportable. Además veo que los de cierre ya no vienen detrás de mi, no los veo, ahora si que estoy sola.

Sigo bajando hasta la zona de las barbacoas, ultimo avituallamiento, y esa verea que se me hace eterna, hasta que a lo lejos veo a un chico de negro, lo miro bien y digo “Tite?”, otras que subidón me dio. Muchas muchas gracias por estar ahí esperándome. Avanzamos andando unos metros, no veo el final, ya tengo ansiedad, me dice que si me lleva la mochila, se la doy y empiezo a correr lo mas rápido que podía hasta llegar a meta…muerta¡¡¡ Creo que el crono marcaba 5:56, pero  me dió igual. Hecha estaba sin duda la carrera mas dura a la que me he enfrentado hasta ahora.

foto9 paquiAlli veo a todos los arapajoes, a Santi, a las mujeres y niños de algunos, todos me dan la enhorabuena, yo a ellos, y me dicen que creían que no lo conseguiría y que pensaba que había abandonado….y dale….jajajajja.

El tercer tiempo increíble, la organización de 10. Que buen rollo en toda la carrera, enhorabuena a todos.

La carrera en si me ha gustado mucho pese a su dureza.  Como he dicho anteriormente, La vez que estuve allí anteriormente era mas entrado el verano y estaba todo mucho mas seco. Ayer me cautivaron sus paisajes y recorridos.

Muy muy feliz y contenta por haber conseguido terminarla, y muy muy agradecida a todos mis arapajoes por esos primeros kilómetros sin los que seguro no hubiera llegado al primer corte. Os quiero, pero la próxima vez elijo muerte¡

4 thoughts on “CxM Sierra Elvira 2014 – por Paqui Sánchez

  1. Vamooooooooooooossssshhh..!!!!!!!

    El reto no era la carrera..el reto era hacerla sola…o sea reto x 2 !!!!! Enhorabuena PaquiChula.!!! mas webos que un mulo…!!!!!! (hala)

  2. Qué cooones tienes!!!
    Qué alegría me dio verte, desde luego tengo que decirte, que allí sólo en el monte y con la poquita gente que pasaba, el tiempo pasaba muy despacio, no podía preguntarle a nadie, pero algo en mi interior me decía que llegabas seguro y para eso me quedé, para darte el último empujoncito moral e ir disfrutando un rato de la compañia de una persona, que como ya escribió Ñusi en una crónica válida para las dos, tiene una FORTALEZA increíble.
    Mi más sincera ENHORABUENA y me alegro mucho de que te diera «subidón» verme!!!
    Fdo.: «el chico de negro»

  3. ¡Hola, Paqui! Llegué a tu blog porque me acabo de apuntar a la edición de este año y estaba también un poco amedrentada por esas cuestas que me esperan. Me ha gustado mucho leerte, de veras que tiene mucho mérito atreverse a las carreras por montaña cuando una sabe que va «justita», a correr sola (aunque a mí eso me gusta) y a terminar mucho después que el resto de tus compañeros.
    Creo que es toda una prueba de valentía y esfuerzo, en la que no se hace podio, pero en la que una siente que «gana» algo.
    Enhorabuena, espero que sigas con el mismo arrojo y tal vez encontrarte por los montes de cualquier sitio 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.