vie. Jun 21st, 2019

2.Cómo comencé a correr…-por Ñusi Martos

Después de 11 años trabajando para la misma empresa, y tras finalizar mi baja maternal, fui despedida como la mayoría de mis compañeros. La crisis, nos dicen!, Recuerdo aquel día perfectamente. Fue duro, triste y me cargó irremediablemente de preocupaciones y angustia. Cuando conseguí calmar un poco mis nervios, cogí el coche, salí de allí sin mirar atrás y fui a buscar a Charlie (mi marido), a su trabajo.

Hacía buen día y tomamos café en una terraza. Hablamos largo y tendido. Sabía que ir a verlo me tranquilizaría. El pesimismo no existe en su vida, nada puede ir mal por mucho tiempo. Todo tiene un por qué y cuando se cierra una puerta se abre otra mucho mejor. Esa es siempre su forma de ver las cosas. Así que lo que me transmitió en aquel momento, fue que mientras buscábamos una solución, hiciera todo aquello que deseara hacer si tuviera tiempo libre. Ese tiempo del que ahora iba a disponer. Me dijo que imaginara que tenía que seguir saliendo de casa temprano a trabajar y no volver hasta medio día, y que en esa franja horaria, buscara hacer cosas que anhelaba. Y aunque me costó unos días dejar de lado mis miedos y mis agobios, finalmente me permití el lujo de dedicarme un tiempo.

Cómo comencé a correr-por Ñusi Martos Cómo comencé a correr-por Ñusi MartosEn aquel momento tenía dos niñas, María con 5 años y Marta con 6 meses. Y desde que nació la primera, mi vida se resumía en trabajar por las mañanas y cuidar de ellas por las tardes. Todos los que sois papás-mamás, sabéis que queda poco tiempo para uno mismo. Y que el poquito que queda está ya tan invadido de cansancio que sólo te invita a dormir, con lo que de repente te vuelves a despertar para comenzar de nuevo con la tarea y la rutina de siempre. Entonces decidí hacer dos cosas. La primera de ellas fue comenzar a «formarme» de nuevo, pues  la sensación que tuve tras once años trabajando en la misma empresa, es que no sabría hacer nada fuera de ella. Por tanto tuve claro que debía «actualizarme» en varios sentidos, y a ello dediqué parte de este inesperado tiempo libre. La segunda cosa que quise hacer después de haber reflexionado sobre los consejos que me dio Charlie, fue volver a hacer algo de deporte. En realidad no paraba en todo el día, apenas me sentaba! Pero yo quería hacer otro tipo de ejercico, quería «moverme» sóla, tener un poquito de tiempo para mí, para mis pensamientos y en definitiva para desconectar.

Nunca me dediqué a ningún deporte en concreto pero tampoco fui una persona sedentaria. Desde niña y también gracias a mis padres, he probado un poco de todo. Natación, baile y gimnasia, patinaje, bicicleta de montaña (a ésta le dediqué bastante tiempo) y por supuesto el esquí, uno de los deportes con los que más he disfrutado desde pequeña y que me apasiona.

Cómo comencé a correr-por Ñusi Martos
Con mi hija María en Sierra Nevada

Y por otra parte el gimnasio, al que me encantaba ir para asistir a clases de step y spinning. Iba casi a diario, pero fue otra de las cosas que dejé desde mi primer embarazo. El deporte desapareció de mi vida de forma radical durante más de cinco años. Hubiera podido sacar algún hueco? Seguramente. Pero no tiré de nadie que cuidara de mis niñas en ningún momento y en aquel entonces me era imposible sacrificar mis poquitas horas de sueño. Así que era el momento de retomarlo. Y lo más fácil para comenzar fue volver al gimansio. Me apunté al que asistían mis amigas Paqui Y Anuska. Ellas llevaban ya un tiempo yendo temprano cada mañana y necesitaba que alguien me ayudara a volver a empezar, que me aconsejaran a que clases asistir incluso a qué ponerme! Mi Vestuario deportivo había quedado obsoleto! Y realmente con ellas todo fue muy fácil. Pronto me movía con soltura por allí y me decanté de nuevo por las clases de ciclo (spinning) que tanto me gustaban.

Me di cuenta de que cogía forma rápidamente y aguantaba las clases genial y con ganas de más. Para matar ese gusanillo apareció la cinta…y comencé a correr en ella. Y ocurrió que me gustó, y me divertía corriendo un ratillo diario con diferentes ritmos y desniveles. Recuerdo el primer día que corrí 4 kms en la cinta. Para mí aquello fue todo un récord. Esto que cuento es de vital importancia, pues tengo amigos y conocidos, que sabiendo .lo que he llegado a hacer, me han comentado..»uff, pero si yo corro 4 kms y me muero!». Pues justamente esa era yo.

Creen que tenemos un don especial, que valemos para esto y punto. Pero no. A correr se empieza poco a poco, km a km y sin poner límites porque no los tenemos! Y así llegó el día en que Paqui nos propuso a Anuska y a mí, hacer la carrera de la mujer contra el cáncer en junio de 2011. Nos contó que eran 5 kms, uno más del que hacíamos en la cinta y que aún teníamos tiempo para prepararla. Yo me agobié sólo de pensarlo, cómo son las cosas…pero ante su insistencia les propuse salir a correr esa distancia a la calle, al aire libre, para ver qué tal se nos daba. Lo hicimos y las sensaciones fueron buenas, además de darnos cuenta de que podríamos hacerlo.

Aquella mañana nada salió como esperábamos. Salimos a correr como lo hacen los niños, sin controlar y a la velocidad que nos arrastraba la multitud. Anuska paró por flato, a Paqui la perdí y yo sufrí los 5 kms a un ritmo inaguantable para mí!!! Llegamos a meta cada una por nuestro lado, buscando emocionadas a nuestras familias y felices al reunirnos. Era nuestro reto y lo conseguimos.

Cómo comencé a correr-por Ñusi Martos
Anuska 1784, Paqui 1782 y yo 1783 en carrera de la mujer

Fue mi primera carrera. Absolutamente especial por dos razones. La primera porque desde aquel momento decidí que en cuanto empezara a trabajar de nuevo, el poquito tiempo del que dispondría no lo emplearía en el gimnasio, sino en correr al aire libre, pues me encantó la experiencia . La segunda razón, a la que le dedicaré mi siguiente post, es que las inquietudes que tuve los días previos a la carrera, me llevaron sin querer a encontrarme con Santi Ruiz y su historia. Y ya os contaré cómo y por qué, esto supuso el principio de una intensa y ya irremediable unión entre Paqui y yo, que aquel mes de junio de 2011 sin ser conscientes aún, formamos un equipo perfecto para devorar kilómetros y conseguir los retos que nos propusiéramos como dos auténticas Cualquieras. 

Cómo comencé a correr-por Ñusi Martos
Paqui y yo en nuestra primera carrera. El principio de nuestra bonita trayectoria juntas.

28 thoughts on “2.Cómo comencé a correr…-por Ñusi Martos

  1. Reina y cuanto tenemos que esperar pa la proxima entrega ? joder si me tienes intrigado y eso que conozco tu historia de principio a fin

    1. jajaja Curry! pues si quieres te mando un privado con mi siguiente post pa que no desesperes!! Pero como bien dices tú conoces muy bien ya esta historia y además formas parte de ella. Gracias por leerme!!

  2. …por favor mas entregas. ahhjhhj!!!! Necesito saber que paso despues…
    No nos dejes asi por mucho tiempo mas. Besos

    1. ay Victor me parto con tus comentarios, y me alegra intrigarte más que la serie del barco…jajaja. En breve me estás leyendo otra vez. Mil gracias por tu apoyo.

    1. Julián, Paula!!! Que ilusión!! que sorpresa! gracias, gracias, gracias….por leerme, por apoyarme y por vuestra amistad. Estoy ilusionada con este proyecto, es mi segundo post (el primero lo tenéis en la web, se llama «mis dos pasiones») y ojalá guste para seguir escribiendo mucho tiempo. Un abrazo enorme a los 4!!!

  3. Como me gusta, cuando te leo aparte de disfrutar con la lectura, siempre pienso en amigos/amigas que quieren o están empezando y creo que lo que cuentas les va dar muchísimo ánimo, porque más difícil que lo tiene una súper mama para sacar tiempo no lo tendrá nadie. Así qué sigue, que estas ayudando a mucha gente y entreteniendonos mucho. Ánimo y sigue escribiendo que sólo unos pocos te decimos cosas, pero mucha gente se engancha

    1. Antonio si al menos esto ayuda a que gente como yo se de cuenta que puede conseguir todo aquello que se proponga, bien sea corriendo, en bici o nadando….me siento más que satisfecha. Y que un grande como tú me siga, es un auténtico lujo. Siempre me acordaré de cuando nos paraste los pies siendo absolutamente sincero con nosotras respecto a afrontar una maratón, y siempre me acordaré también, que menos de un año después, nos dijiste que estábamos más que preparadas para hacerlo. Gracias por tu apoyo!

    1. Si soy capaz de entretenerte un ratito y hacerte pasar un buen rato con la lectura me doy por satisfecha!! Es un placer para mí que me sigas Nuria, tú eres muy grande!! Un beso enorme a tí y a tus niñas.

    1. Sara!!! que bien, una seguidora en Buenos Aires!! jeje, guapa, muchas gracias por seguirme y por comentar. Espero que estéis fenomenal, un beso enorme

  4. Genial Ñusi, estamos como locos deseando las próximas entregas, eres muy grande, tanto corriendo como escibiendo. NO lo dejes por favor!!
    Un abrazo
    Guille

    1. Jolin Guille, mil gracias por tus palabras! Grande tú con lo que acabas de hacer, pero….espero tu crónica!!! Besazos campeón!

    1. Ay que ilusión me hace que me sigas Fernando! Fíjate después de tantos años donde nos hemos encontrado…gracias!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.