mar. Oct 23rd, 2018

El calzado escolar, una decisión importante.

El comienzo del curso escolar es inminente. Para los que tenemos hijos en estas edades es un momento clave del año y no sólo por la infinidad de gastos que supone. Son casi 100 días ya con los niños de vacaciones  y tanto ellos como nosotros necesitamos ya que empiecen con sus tareas y rutinas escolares.

Uno de los muchos gastos que hay que afrontar es el de la ropa y el calzado. Si tienes la suerte de usar uniforme, el tema de la ropa es costoso pero no tiene mucha vuelta de hoja, compras el uniforme que hay y ya está, para bien o para mal.

Con el tema del calzado la cosa cambia. Todos los niños y niñas van a necesitar al menos un par de zapatos y un par de zapatillas deportivas, y aunque en el caso de usar uniforme haya requisitos de color, el modelo y la marca del calzado lo eliges tu de entre toda la oferta existente, no te lo imponen.

Por inercia o por lo que sea, la mayoría de los padres no le prestan demasiada atención al calzado, siendo la compra del calzado escolar una de las decisiones más importantes del curso que comienza. Como no estamos en Suiza o Nueva Zelanda, donde se permite a los niños estar descalzos durante la jornada escolar, tendrán que pasar 5 días a la semana en muchos casos desde las 7.30 a.m hasta las 5.30 p.m con lo que elijas ahora puesto. Si eso no es importante…

El precio también es importante, está claro, pero si piensas en la cantidad de caprichos y de cosas mucho más intranscendentes (un vestido o polo de marca) en las que nos podemos gastar mucho dinero durante el año, precisamente es en calzado escolar en lo único en lo que el precio no debería ser un handicap.

Normalmente se busca algo que esté a buen precio, que de sensación  de robustez y que dure el mayor tiempo posible. También muchas decisiones de compra son debidas únicamente a la marca, porque el vecino  lleva tales zapatos o porque los vende una tienda muy prestigiosa.

Calzado escolar
Zapatillas deportivas en estanterías de un centro comercial.

La elección del calzado escolar no debe tomarse a la ligera porque los niños van a pasar con el en los pies muchas horas todos los días, estando sus pies en pleno crecimiento y desarrollo. Como sea este desarrollo ahora, va a marcar  sus pies, su forma de andar y correr y el desarrollo de otras partes del cuerpo para el resto de su vida.

La mayor parte de lo que vemos en las estanterías de las grandes superficies y escaparates de las tiendas estos días viene determinado por el marketing y el negocio, no por la salud de los pies de los niños. La oferta es amplísima, pero en realidad muy poca es buena, aunque la hay. Tampoco un zapato es más bueno que otro porque se venda en tienda especializada del centro o en gran superficie del extrarradio. Los dos pueden ser igual de desastrosos para los pies de un niños, aunque uno cueste 15€ y otro 65€. A las pruebas me remito.

Calzado colegial listo para poner en estanterías en un centro comercial.
Calzado colegial listo para poner en estanterías en un centro comercial. Precio medio, 25 €.
Calzado escolar de marca en tienda especializada. Precio medio, 50 €.
Calzado escolar de marca en tienda especializada. Precio medio, 50 €.

Cuando compres calzado para los niños piensa en cómo es el zapato e imagina un pie que necesita moverse y crecer dentro, no en si es caro, barato, de una marca o de otra. Mira si es plano, que sea lo más fino posible, que sea muy flexible en todas direcciones (si te cuesta doblarlo con las manos imagina el pie de tu hijo de 3 o 4 años dentro), que sea espacioso en la zona de los dedos y que sea grande. Mejor que quede grande a quede justo o pequeño.

Calzado escolar muy flexible. Es el calzado el que debe adaptarse a los movimientos del pie, y no el pie adaptarse al calzado.
Calzado escolar muy flexible. Es el calzado el que debe adaptarse a los movimientos del pie, y no el pie adaptarse al calzado.
El mismo zapato de antes. Totalmente plano también.
El mismo zapato de antes. Totalmente plano también.

Con unas recomendaciones muy claras y sencillas podrás hacer una elección más informada sobre el calzado a comprar, así decides tu y no el fabricante o anunciante.

 

El fisioterapeuta e investigador canadiense Blaise Dubois nos lo explica muy claramente:

Seamos sinceros : ¿Quién conoce verdaderamente los efectos de los diferentes tipos de calzado sobre el desarrollo motor, la biomecánica y la salud músculo esquelética de vuestros niños ?

Seamos curiosos : ¿Sobre qué bases los « profesionales » apoyan sus recomendaciones en relación a la compra del « buen » calzado para vuestros niños ?

Seamos críticos : Son las leyes del marketing las que dictan aquello que vamos a encontrar en los estantes. La gran mayoría del calzado que hay en el mercado es inadecuado.

Seamos rigurosos : El calzado de los niños debería parecerse lo máximo posible al pie descalzo, y esto el máximo de tiempo posible en edad.

Seamos claros : Los criterios de un buen calzado para los niños son : lo más fino posible, la mínima elevación de talón posible, lo más flexible posible y que respete la forma del pie (ancho en el antepié)…y esto, para todos los tipos de calzado (día a día, educación física, carrera, etc.)

Seamos mordaces : Los criterios de un buen calzado NO están en relación con el precio, la marca o el nombre de la tienda… Casi en todos lados vais a encontrar un poco de bueno y mucho de malo.

Seamos prácticos : Presentaros en una tienda de una gran superficie o en una tienda especializada. Pedir un calzado flexible, fino y sin talón elevado. Comprobarlo vosotros mismos :) . Aseguraros que el calzado sea cómodo (sin puntos de presión y con libertad de movimiento para vuestros dedos) desde que os lo ponéis, tanto andando como en carrera. Mejor más grande que demasiado pequeño.

 

¡Feliz curso a todos!

Más información:

La Clínica del Corredor-Calzado para niños.

Niños descalzos, niños más inteligentes. 

4 thoughts on “El calzado escolar, una decisión importante.

  1. Muchas gracias por el artículo! Es muy dificil encontrar referencias sobre la conveniencia del calzado flexible. Aqui en España los pediatras siguen recomendando calzado duro y rígido incluso antes de la marcha autónoma y es muy dificil a veces confrontar esa opinión médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.