#SubidaVeletaContraEla_Segunda Parte

 

Hola! Ya estoy aquí de nuevo para seguir contándoos muchas cositas sobre mi próximo reto.

En mi anterior post, os conté cómo nació este reto en mi cabeza y por qué, las razones de no haberlo contado y haber guardado silencio durante poco más de un mes, y las ganas que tenía de seguir escribiendo sobre ésto. Como os dije, lo primero era hablarlo con mi amigo Jorge, y una vez hecho ésto, lo haría público y os contaría muchas cosas vividas en este tiempo… todas bonitas!

 

Así que ahí va #SubidaVeletaContraEla_Segunda Parte :

Cuando encontré “la carrera”, me puse manos a la obra de momento. Había muchas cosas que hacer!

Hablé con Charlie, claro. Como siempre, me dio todo su apoyo y convencimiento de que lo conseguiría. Hablamos de que igual fastidiaba un poco con entrenos y ausencias el mes de julio estando ya las niñas de vacaciones, pero bueno, ellas me han apoyado mucho también siendo tan pequeñas, y nos hemos organizado genial para hacerlo lo más llevadero posible.

Así que una vez obtenido el visto bueno de la familia al completo, lo primero que hice fue ponerme en contacto con Enrique Carmona, organizador de la prueba. Le planteé una serie de dudas que me resolvió muy amablemente. Entre otras cosas, le pedí sinceridad en cuanto a mis posibilidades de enfrentarme a esta prueba teniendo en cuenta mi “historial runner”, y él me animó bastante a hacerlo (no sin trabajo y esfuerzo, por supuesto). Su opinión, como conocedor de la carrera a la perfección, era muy importante, y aunque lo que me esperaba hasta que llegara el día, iba a ser duro, ese era sin duda el punto de partida.

Me reuní entonces con Jovi (con quien entreno fuerza) y con Vane (mi entrenadora de natación), y les conté mi reto. A ambas les gustó mucho la idea y sobre todo el motivo por el cual lo hacía. Acordamos no comentar nada hasta que viéramos si me recuperaba de mi anemia, eso era lo más importante, y trazaron juntas un plan de entrenamiento, que se iría poniendo difícil en función de cómo reaccionara mi cuerpo.

 

Fuera postureos y caras bonitas! Así me quedaba yo después de las series en el agua!

Coincidieron en una cosa:

Debido al problemilla que tengo en mi cadera, del cual no pienso ni hablar porque así creo que no me va a dar guerra 😉 , acordaron que la caña no se metería corriendo, sino en el agua, para evitar el peligro del impacto. Esto no quiere decir que no haya corrido, claro que no, pero las series esas que te dejan vacía, las he sufrido en la piscina.

Para qué? Pues no para ser más veloz ni nada por el estilo, ya que yo sólo deseo poder acabar la prueba siendo capaz de superar los tiempos de corte, sino para aumentar mi capacidad pulmonar y lograr un ritmo de carrera lo más cómodo para mí el día que me enfrente a la Subida al Veleta.

Y la verdad, no puedo estar más contenta, pues me siento genial corriendo. Empecé muy, muy floja, y gracias al tratamiento de hierro, y a estos entrenamientos, me vuelvo a encontrar fuerte, y por tanto, motivada y esperanzada.

 

Mi amiga Anuska y mi hermano Tite, son mis compañeros de natación, y claro, tuve que contarles mi “secreto”, porque iban a notar cambios en los entrenos…. Anuska directamente se quitó, jajaja, se fue para su tierra hasta septiembre, dos semanas me aguantó! Y mi hermano, pues….creo que hemos creado un monstruo, porque se ha puesto más fuerte que el vinagre y ahora es él quien me lleva a todos lados con la lengua fuera!

Ellos dos, y Miriam Varom, me han acompañado también a entrenar en la Sierra, y por todo ello, les tengo que dar gracias con todo mi corazón.

 

Otra de las cosas que hice, es hacerme un reconocimiento médico-deportivo muy completo, porque sí, yo soy así de apretada, y si los responsables de la prueba lo aconsejan, pues yo muy obediente, hago lo que mandan.

¿Qué más? Pues pensé que tenía que ir vestida de forma especial para la ocasión, y quería que las personas que me han ayudado a preparar este reto, me acompañaran durante toda la carrera.

Así pues, fui a visitar a Alberto Polo, de Sapiens Human Runner. Por qué? Pues sencillamente porque en cuestión de diseño todo lo que hacen me flipa, y porque además, siempre que le he pedido algo en cuanto a la lucha contra la ELA, ha estado, sin peros.

Y esta es la preciosidad que me ha diseñado para el gran día. Mejor acompañada no podré ir. Jorge, bien grande con la silueta del Veleta a sus pies. Y con él, todos los que han estado a mi lado. Mis Arapahoes, que aún sin saberlo, me han estado ayudando como siempre a correr y mejorar en la montaña. Jovi y Rocío (MASSANA), entrenándome a tope en la fuerza y cuidando mis piernas y mis lesiones para estar lo mejor posible. Vane (Entrenalia), dándome caña en la piscina sin dejar que tirara la toalla en ningún momento. Y Sapiens, por supuesto, por su colaboración en esta causa.

Han sido un par de meses de muchos entrenos. Quien me siga en las redes, me habrá visto bastante por Sierra Nevada corriendo, nadando con más frecuencia y haciendo circuitos de fuerza de “morirse patrás”. Me lo he trabajado, de eso no me cabe duda.

Y no tengo idea de si lo conseguiré o no, pero hasta que llegue el gran día, yo tengo que pensar que sí, que claro que lo lograré. Tengo puesta toda mi mente y toda mi fuerza en ello. Me siento optimista, y a pesar de la dureza de la prueba a la que me enfrento, y de hacerlo sóla, creo que me siento más motivada que nunca. Culpable? Jorge Abarca sin duda.

 

Y a vosotros que me leéis, os pido con toda mi alma, que me ayudéis. Que deis sentido a cada una de mis zancadas. Que hagáis que el sufrimiento que esto pueda ocasionarme, valga la pena. Que la lucha contra la maldita ELA, no sea en balde. Cómo?

Pues en bien fácil de verdad. Entráis aquí en la campaña de Jorge para Project Mine. Y seguís los pasos para donar. Apenas se tarda, es seguro, nada complicado, y una forma de comprar mis kilómetros y traducirlos en recaudación para la investigación de la ELA. Por él, por las miles de personas que la padecen en España, y por todos sus familiares.

 

No olvidéis que hoy son ellos, pero mañana podemos ser nosotros. Y cualquier cantidad es buena, desde 2€! Además podréis dejar un mensaje de apoyo para Jorge o de ánimo para mí, que falta me va a hacer 🙂 .

Amigos, quedan dos semanas, vamos a por ello? Yo pongo mis piernas y vosotros lo que podáis, trato hecho?

MIL GRACIAS DE CORAZÓN.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *