#Run4Ela: Carta a un AMIGO

Querido amigo,

Hace días quiero contarte algo. Una historia tan bonita que me tiene emocionada desde que la viví. Fue el pasado jueves días 25 de Junio, y desde entonces, he sentido la necesidad de escribirte.  Escribirte para no olvidarme de nada, escribirte a tí, pero para mí, para que cuando el tiempo pase, yo pueda revivir todo lo ocurrido con la misma intensidad que lo estoy haciendo ahora.

Esta carta que te escribo, amigo, cuenta la historia del nacimiento del #Run4Ela, de lo que significa, de cómo ha marcado un antes y un después en mi vida y de a dónde quiero que llegue.

Como igual no sabes de qué te hablo, yo te lo voy a contar. Hace tiempo conocí a una persona en el lugar donde últimamente más me gusta estar, la montaña. Compartimos kms en varias ocasiones y disfrutamos en compañía de este deporte que tanto nos apasiona.

Cosas de la vida, hoy, esta persona está enferma, pero este tema casi no lo voy a tocar. La dichosa enfermedad que llegó sin avisar, no es protagonista de mi historia. No quiero que lo sea y no la voy a mencionar, porque de lo que yo quiero hablarte hoy, es de SOLIDARIDAD, esa palabra que para mí, cobró vida justo hace 4 días.

Verás, mis amigos, mi familia en la montaña, querían hacer algo para ayudarle. Para mantenerlo vivo, ilusionado y sobre todo, y lo más importante, esperanzado. Para eso, nos hacía falta dinero. Maldito dinero, pero así es, el dinero hace falta para dar vida a aquellos que padecen esta enfermedad aún tan desconocida.

Como sabes, escribo en un blog, me divierte y me gusta el uso de las redes sociales, y tengo una página en Facebook en la que cuento mis vivencias corriendo en la montaña. Así que tenía la herramienta perfecta para dar la voz de alarma.

Amigo, no es que tenga yo miles de seguidores, ni soy leída en toda España, pero mis queridos Arapahoes (ya te hablaré un día de ellos), pensaron que era el medio perfecto para transmitir lo que queríamos hacer por esta persona. Queríamos correr con él y por él, queríamos convocar cuanta más gente mejor, corredores o no, para arroparlo aquella calurosa tarde y recaudar fondos para la investigación de su enfermedad.

Si pudieras imaginar por un instante, cuántas personas se movilizaron en respuesta a nuestra petición, si supieras que todo fueron facilidades y ayudas, que cada uno de los clubs de running de Granada, compartió, difundió e hizo este movimiento suyo, si pudieras sentir esa unión que nace aún sin conocerte ante una causa que te invade y te llena, entonces, ya sabrías qué es #Run4Ela.

Sí amigo, es eso exactamente, un movimiento que nació en todos nosotros, y que creo que no me equivoco, al asegurar que a todos y cada uno de los que allí estuvimos la tarde del pasado jueves, nos dejó tocados para siempre.

Esta persona de la que te hablo, la protagonista de mi historia, estaba entre los asistentes a aquella mágica quedada. Recuerdo estar muy nerviosa los días previos. Todo parecía marchar perfectamente, pero sólo quedaba ver, que de verdad, estarían allí todas aquellas personas a las que nosotros, en nombre del Club Cualquiera Puede Hacerlo, habíamos convocado.

Cuando llegué al punto de encuentro, una media hora antes de lo previsto, ya había allí movimiento. Recuerdo en cuanto bajé del coche, cruzar mi mirada con la suya, ver su cara de emoción, la de su familia, y ya sentí que todo había valido la pena. Y ese abrazo…… ese abrazo está ya en un lugar preferente dentro de mi “caja” de recuerdos imborrables.

Cuantas caras conocidas, cuantos amigos, cuantas personas a las que no esperaba, cuantas otras a las que puse cara, cuantas familias, cuantos encuentros y cuanta BUENA GENTE, reunida en tan sólo unos metros. No imaginas lo agradecida que estoy con todos ellos, me dejaron sin palabras y me hicieron ver que esta vida, está llena de GRANDES que la hacen sin duda más bonita.

Y todo absolutamente todo, lo hicieron por tí, AMIGO. Sí, sí, por tí, porque tú eres el protagonista de esta historia. El receptor de mi carta, JORGE ABARCA. A tí te la estoy escribiendo porque quiero que la guardes en tu corazón. Que la lleves siempre en tu mochila a dónde quiera que vayas, para que sepas que todos, absolutamente todos los que el pasado jueves nos reunimos, iremos contigo.

Termino dándote las GRACIAS. Gracias por tu sonrisa, por tus lágrimas, tus emociones y tu LECCIÓN DE VIDA. Por tu entereza, tus palabras, tu ilusión y tu alegría. Por mantenerte animado y esperanzado en una situación así. Por enseñarnos tanto. Por demostrarnos una vez más, que no podemos quejarnos. Por hacernos ser mejores personas. Por hacer que aquella mágica noche cobrara sentido contigo.

Qué alegría Jorge, haberte conocido.

Querido amigo, quiero terminar esta carta, agradeciendo también a todos los que allí estuvieron. Sin su ayuda esto no hubiera sido posible. Entre todos logramos recaudar dinero para que continúes con tu lucha, y sabemos que estás muy contento. Todos ellos hicieron de tu causa, la suya, y no hay mayor ejemplo posible de generosidad.

Y por último a la Huerta del Fraile  y a todo su maravilloso equipo,  que nos ofrecieron el lugar de encuentro y también contribuyeron. Jorge….todo salió perfecto!

Ya me despido. No olvides guardar esta carta para siempre. En ella estamos todos, y vayas donde vayas, ya sabes, iremos contigo. La he escrito con todo mi corazón, con todo el cariño que tengo y con el único deseo de hacerte feliz. Y si te parece la voy a terminar adjuntándote unas fotos.  Fotos que hablan por sí sólas y que no necesitan más. El recuerdo de un gran día para todos. El recuerdo de tu noche y del principio de un movimento que te prometo continuará : #Run4Ela

GRACIAS JORGE. UN ABRAZO TAN GRANDE COMO TÚ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *