¿Obsolescencia programada en las zapatillas para correr?

El momento adecuado para renovar las zapatillas que usamos para correr es algo de lo que se habla recurrentemente entre corredores. Muy lejos han quedado aquellos tiempos en los que unas zapatillas se usaban hasta que, literalmente, se agujereaban o se destrozaban por algún lado.

Si no es un mes es al siguiente, pero raro es el número de cualquier revista sobre running en el que no haya un artículo tratando  este tema. Y si no lo leemos, se lo escuchamos a los vendedores de las tiendas especializadas en calzado deportivo.

El caso es que todos los corredores con una cierta experiencia saben perfectamente que deben renovar sus zapatillas cada 700-800 km aprox. porque si no corren serio riesgo de lesionarse, ya que así se les ha transmitido. Saben que deben renovarlas aunque aparentemente estén nuevas, y saben que deben renovarlas incluso aunque no lleguen a esos kms pero haya pasado mucho tiempo desde que las compraron, ya que habrán perdido sus propiedades igualmente y se expondrán a sufrir una lesión si no las renuevan.

En un reciente post, nuestro amigo Nick Campitelli, el podiatra americano experto en running y lesiones de corredores reflexiona sobre todo esto.

Se pregunta que cómo es posible que a pesar de los avances tecnológicos y de materiales que ha habido a lo largo de los años en todos los campos, sigan dándose las mismas recomendaciones que hace 30 años, desde que en 1985 se publicó un estudio sobre los cambios en la absorción de impactos que sufrían las zapatillas conforme aumentaban los kilómetros corridos con ellas. Según dicho estudio (Cook SD, Kester MA, Brunet ME. Shock absorption characteristics of running shoes. Am J Sports Med. 1985 Jul-Aug;13(4):248-53.) :

Se observó una diferencia aproximada del 33% en la absorción en los diferentes modelos de zapatos. En general, los zapatos conservan aproximadamente el 75% de su capacidad de absorción  inicial después de 50 kilómetros de running simulado, y aproximadamente el 67% después de 100 a 150 millas. Entre 250 y 500 millas los zapatos conservan menos de 60% de su capacidad inicial de absorciónLos resultados de los zapatos probados por los corredores voluntarios también mostraron una marcada reducción en la absorción con el kilometraje. La pérdida, sin embargo, no fue tan grande como con la máquina simuladora de kms, conservando aproximadamente el 70% de la absorción  inicial a las 500 millas.

 

Según Nick Campitelli, son unas recomendaciones que nadie ha querido modificar desde entonces porque a nadie le interesa hacerlo. También dice que las marcas podrían hacer zapatillas como mucha más esperanza de vida,  pero que no las hacen por razones evidentes, y cita este texto aparecido en la revista Runner’s World hace pocas semanas:

Las zapatillas muy gastados son una de las principales causas de lesiones; usted debe reemplazar las suyas cada 300 a 500 millas. Vaya de compras a una tienda especializada donde pueda obtener asesoramiento de expertos en la búsqueda del par  que le ofrezca el ajuste y el apoyo que sus pies necesitan.

 

¿Estamos ante un ejemplo más de obsolescencia programada tal y cómo pasa con los electrodomésticos? Juzgad vosotros mismos.

El hace este simple cálculo:

Según estas recomendaciones de 1985 (y de ahora), un corredor que quiera preparar un maratón correrá en los 4 meses previos unos 700 km (40 millas/semana). Si a esto le sumamos una preparación de base de unos 6 meses con 20 km a la semana, serían unas 540 millas más. En total, 1240 millas/año tirando por lo bajo, lo que equivaldría a comprar 4 pares de zapatillas al año. Con el precio medio de una zapatilla de running de aproximadamente 66 $, esto supondría un gasto de 264 $ por año. En 2013  hubo sólo en USA  541.000 personas que completaron un maratón, lo que equivale a aprox. a 142 millones de $ gastados en zapatillas cada año en USA sólo para entrenar para un maratón si se siguen las directrices publicadas en 1985.  ¿Entiendes ahora  por qué nadie en la industria del calzado se apresura a publicar ningún dato nuevo sobre cuándo renovar las zapatillas para correr?

Además, dice, hay una cosa que sorprende en los últimos estudios sobre este tema publicados. En 2009,  Kong et al. publicaron un artículo (Kong PW, Candelaria NG, Smith DR. Running in new and worn shoes: a comparison of three types of cushioning footwear. Br J Sports Med. 2009 Oct;43(10):745-9.), en el que se estudia cómo los corredores modifican su manera de correr conforme sus zapatillas pierden amortiguación, llegando a la siguiente conclusión:

Como la capacidad de amortiguación del calzado disminuye, los corredores modifican sus patrones para mantener constantes las cargas externas. Las estrategias de adaptación a la degradación de las zapatillas no se vieron afectadas por las diferentes tecnologías de amortiguación, lo que sugiere que los corredores deben elegir las zapatillas por razones distintas de la tecnología de amortiguación.

Es decir, al perder amortiguación artificial adaptamos de forma innata nuestra técnica de carrera de manera que podamos soportar las cargas externas recibidas, lo mismo que hacemos cuando corremos descalzos o con calzado minimalista. Aprendemos a correr con biomecánica protectora y justo cuando estamos adaptados a correr así, nos dicen que nos compremos unas zapatillas nuevas porque si no nos vamos a lesionar…

Para acabar, hace una reflexión sobre las nuevas zapatilllas ultra amortiguadas de la marca Hoka, las cuales por lo visto están triunfando en USA. Dice que una buena campaña de márketing unida al boca a boca entre los corredores está haciendo que sean muy populares, pero que no hay ni una sola publicación o estudio científico que las respalden. Simplemente, algunos corredores dicen que les van bien y se sienten cómodos y la voz se va corriendo… la ley de la oferta y la demanda.

¿Cada cuanto habrá que renovar unas Hoka?
¿Cada cuanto habrá que renovar unas Hoka?

Y yo, mientras tanto, renovando mis sandalias a las que dejé de contar kms cuando llevaban 2500 y aún no les había salido el agujero en la suela. Aún puedo correr con ellas (les habré hecho unos 300 con el agujero), pero ya tenía ganas de renovarlas…

6 mm de grosor cuando están nuevas, varios menos con el uso.
6 mm de grosor cuando están nuevas, varios menos con el uso.
Suela con algunos más de 800 km o 500 millas...
Suela con algunos más de 800 km o 500 millas…

Fuente: Nick Campitelli

PD: El equipo de investigación BioPiEx de la Universidad de Extremadura hizo un estudio el año pasado para comprobar si la recomendación que daba la marca New Balance para renovar su modelo New Balance 738, con tecnología Abzorb, N-Ergy y Stability- Web, entre otras, se correspondía con la realidad, 750 kms. Los resultados, por los que felicitan a la marca, se pueden leer resumidos en este post publicado en La Bolsa del Corredor y titulado, como no, ¿Cuanto duran unas zapatillas para correr?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *