Niños descalzos, más ágiles y más listos.

Aunque hay cosas que se saben por la práctica, el sentido común y  aquí llevamos diciendo algunos años (como prueba estos artículos, ejemplo 1, ejemplo 2, ejemplo 3, ejemplo 4,)  cuando se respaldan por la evidencia científica se hacen aún más ciertas si cabe.

Nuevos estudios realizados recientemente muestran que los niños que regularmente permanecen descalzos tienen  habilidades motoras mejor desarrolladas que los niños que regularmente usan calzado. Así lo dice este estudio realizado por las universidades de Jena en Alemania y de Stellenboosch en Sudáfrica y del que se hace eco la web NeuroScienceNews.com.  Estudiaron a niños y adolescentes entre los 6 y los 18 años, niños del norte de Alemania que regularmente usan calzado y niños de una zona rural de Sudáfrica que regularmente van descalzos y vieron las diferencias. Todos los niños descalzos dieron mejores resultados en equilibrio y salto, aunque las diferencias fueron mayores en el grupo de edad de entre 6 y 10 años.

Otros estudios sugieren que los niños que pasan la jornada escolar descalzos atienden más en clase y obtienen mejores resultados académicos, como este realizado por la Universidad de Bournemouth.  El estudio se basa en la observación durante más de 10 años  de decenas de miles de niños en más de 100 escuelas de 25 países, y ha hecho que en las escuelas británicas se empiece a instaurar esta política de dejar a los niños estar descalzos en clase para mejorar su rendimiento,  siguiendo el modelo de las escuelas escandinavas.

Resumiendo, cada vez es más evidente que dejar a los niños que pasen regularmente tiempo descalzos jugando, en su tiempo libre o en el cole es bueno para el desarrollo  de sus movimientos, de su cuerpo y de su cerebro. Sin embargo, al menos en España o en nuestra cultura occidental, estamos aún muy lejos de cambiar esa mentalidad.  Cada vez los obligamos a pasar más tiempo calzados y sin moverse, vayan a romperse o mancharse.

Cuando estoy en un parque o ahora en verano en la piscina o en la playa y escucho a tantos padres y madres gritarles a los niños que no se quiten los zapatos y que no corran… me pongo de los nervios. ¡Hasta en la playa les exigen estar con el calzado puesto continuamente!

El “no corras que te caes” es de lo peor que se le puede decir a un niño, solo igualado por el  “no juegues que te manchas” o por el clásico “no te quites los zapatos”.

Una opción muy buena para cuando no puedan estar descalzos es usar un calzado adaptado a la forma del pie, a su crecimiento y a su movimiento natural. Sin lugar a dudas la mejor marca para asegurarte un calzado de calidad, duradero, estético y que deja a los pies crecer libres y fuertes es Vivobarefoot, que tiene una línea específica para niños, incluyendo zapatos colegiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *