“My SwimTeam” _ por Ñusi Martos

 

“Uff que pereza… Sí, sí, ya veremos… Pronto empiezo, sí… Lo sé, me vendrá bien… Pero es que no veas, qué frío, y no tengo ni idea, y….empezar otra vez algo de cero… uff, que sí, lo haré”.

Así comenzó mi historia “de amor” con la natación. Más obligada que otra cosa. Porque me vendría bien para mi lesión. Porque era bueno combinar la carrera con un deporte sin impacto. Porque me mantendría fuerte mientras no pudiera correr…. Muchas cosas que yo sabía pero aún así no me convencían. Hasta que apareció “My SwimTeam” , un equipo de 5 mujeres (4 compañeras de piscina, y una súper capitana, la entrenadora), que han hecho que consiga no sólo nadar, sino que me guste tanto como correr. Ahí es na!

My SwimTeam
A mi derecha Vane, nuestra súper entrenadora. A su lado Anuska, Mar, y detrás Julia y Paqui.

En esta foto estamos todas. Pocas veces nos vemos de esta guisa. Vestidas “de calle”, y tomando una cervecita. Siempre nos vemos, en mallas, bañador y sudando la gota gorda. Pero cuantos momentos increíbles se comparten de esa forma. Cuantas charlas, cuantas confidencias, cuanta complicidad y cuantas risas. El deporte une, eso ya lo sabemos. Y yo tengo una familia en la montaña, y otra en el agua.

My SwimTeam

Pero antes de contaros cómo consiguieron meterme en el agua, quiero presentaros a cada una de mis compañeras, porque detrás de cada una de ellas, hay una historia. La historia de 5 súper mujeres que no tiran la toalla nunca. Que luchan, que sufren, que sudan, que son malabaristas del tiempo, como mi amiga @yonocorrovuelo, que intentan llegar a todo y lo hacen sonriendo, que ríen y a veces lloran. Pero que siempre siguen, siguen y siguen. Porque si algo tenemos claro todas, las seis incluyéndome a mí, es que seguir viviendo es lo único que nos importa. Y no me refiero a estar vivas, eso de momento es evidente, sino a vivir la vida. Porque sólo hay una. Porque son dos días y hemos vivido uno. Porque cada vez tenemos más claro que queremos a nuestro alrededor energías positivas, personas y cosas que sumen, no que resten, y nuestro SwimTeam, no sólo suma, multiplica!

 

VANESA

12719316_10206580281559689_824479181021743019_o

Tengo que empezar por ella. Nuestra entrenadora. Una tía muy grande, ENORME.

Para ella ya casi no me quedan palabras. Hace unos días cruzó el estrecho a nado. Junto a tres compañeros logró alcanzar este reto no apto para todos,  siendo además de carácter solidario. Lo consiguieron en 3:40 h; 17 kms y con olas, pero Vane es una campeona.

Tiene 35 años y lleva 30 nadando. A los 8 años de edad ya competía, y hasta la fecha no ha parado. Como nadadora master, el año pasado batió RECORD DE ESPAÑA en 50 espalda, y este año, RECORD DE ANDALUCÍA en 200 estilos, y 100 espalda. Dice de la natación que requiere mucho trabajo y esfuerzo, pero que a la vez, es un deporte muy agradecido. Lo que más le gusta de él, es el gran compañerismo y el apoyo que siempre ha recibido.

10523688_10204475614584330_3002517338961610715_oCompitió hasta los 27 años sólo en piscina, y aunque no le llamaba la atención hacerlo en aguas abiertas, cuando lo probó, descubrió que no tenía comparación. Dice que nadar en este medio le proporciona una sensación de libertad tremenda. “Sensación de infinito”… Se siente pequeña pero a la vez tan grande….El agua y el nado cuando ve vida a su alrdedor, le proporciona sentimientos difíciles de explicar, pero siempre quiere más. Y por eso acaba de cruzar el estrecho, algo que veía muy lejos de sus posibilidades, pero la acción solidaria del proyecto “Brazadas por Sueños”, unida a su capacidad de trabajo y voluntad, hicieron que fuera posible este sueño. Y yo espero que aún ande saboreando el éxito, porque no es “pa” menos.

12828930_10206779892789845_4444538597498222744_oHan sido muchos madrugones, muchas noches de poco sueño, muchos fines de semana nadando (yo he visto sus heridas de “guerra”), y muchos entrenos combinados con su trabajo, sacando horas extras al día como buenamente podía. Pero nada le importaba mientras diera sentido a sus brazadas. Y es que hacerlo por alguien siempre ayuda, y ellos lo han conseguido.

Además de nadar tiene otra gran pasión: enseñar a hacerlo a los demás. Lo hace desde Entrenalia, empresa de entrenamientos personales donde se estrenó además como empresaria. Su propósito es orientar, enseñar, transmitir los valores, y la importancia de la condición física y del entreno adaptado a cada cliente. Porque cada uno es diferente y necesita algo diferente, y en Entrenalia no somos números, somos personas.

Con nosotras tiene demasiada paciencia. Le damos mucha guerra dentro y fuera del agua. A veces le cuesta poner orden y callarnos para explicarnos los entrenos, porque la verdad, somos unas cotorras. Pero ella, que dentro de Entrenalia se encarga en gran parte de la natación (deporte al que según nos cuenta la gente suele ir forzada, jeje, como yo…), lo que intenta en sus clases es cambiar esa visión de la natación, siendo su objetivo que la gente salga satisfecha y con una sonrisa.

Pues Vane, lo consigues, te lo digo yo. Que estoy más feliz que una perdiz. Que me flipa ir a tus clases. Que salgo renovada de las mismas. Que siento que avanzo y que me supero. Y que cuando voy nadando veo siempre al final de la piscina, esa figura que nos vigila, que además de nuestra entrenadora, es nuestra amiga. Y no se si eres mejor como profesional o como persona…Tengo mis dudas 😉 … Lo que tengo claro es que eres una CAMPEONA.

 

MAR

11826038_1055072121171328_8907578584143196718_n

Lo de Mar es la historia de una fuera de serie. Es de esas personas a las que das gracias por haber conocido.

Su vida está ligada al deporte desde que era pequeñita. Comenzó con gimnasia y natación, continuó corriendo cuando aparecieron algunos problemas de espalda, y terminó probando la bicicleta de la mano de su marido, un gran atleta.

Casada desde hace 20 años, tiene un hijo de 11 al que sigue llamando “mi bebé”. Le dio también al WindSurf y al esquí, deporte que actualmente siguen practicando en familia.

Era profesora de Educación Física en primaria.

11822398_1055036251174915_4555456471136027219_nCuando su hijo tenía 4 años empezó a tener problemas y fuertes dolores en los brazos. Pero tras miles de pruebas, diagnóstico erróneo y rehabilitación en base a eso, queda como nueva, y animada por una amiga suya, comienza a entrenar triatlón. Tanto es así que decide prepararse un IronMan. Todo iba fenomenal, los días iban pasando, se encontraba fuerte y conseguía buenos tiempos, sobre todo en carrera de a pie.

Comenzó a perder peso sin darle mayor importancia, pues era lógico con la carga de entrenos, hasta que un día su hermana (que por desgracia no pudo superar su enfermedad hace tres años), le dio un toque de atención. Algo vio… y sabía de lo que estaba hablando. Después comenzaron los dolores en la muñeca y el codo, que achacaban a tendinitis, hasta que un dolor intenso de escápula no la dejaba vivir.

Miles de pruebas, biopsia y …. la noticia que nunca hubiera querido oír. El linfoma era grande y no se podía operar. Pero el tratamiento sería curativo y ella se aferró a eso. Hubo momentos de terror y llantos, sobre todo por el fuerte deseo de ver crecer a su pequeño, pero lo llevó como lo que es, una mujer 10. Con dos cojones, vamos… (y perdonen la palabrita pero a ella los ovarios se le quedan pequeños 😉 ).

Pasado el tiempo y el duro tratamiento… secuelas quedan, pero ella misma me cuenta que si se quejara sería una sinvergüenza. Es consciente de sus limitaciones y las acepta plenamente, sabe que no volverá a nadar o a correr como antes, pero lo sigue haciendo.

Ella tiene un handicap, pero os aseguro yo que es una bestia en el agua. Y corriendo, pues entiendo que le estamos ayudando un poquito a retomarlo, y yo me siento muy feliz por ello.

12891632_976839985685182_5861467106683632229_oMar es la más “viejoven” del SwimTeam, la que más nos hace reír con esos golpes que tiene, y la que con su actitud, nos enseña cosas nuevas cada día. Pero ojo, no podemos meternos con ella porque es capaz de hacernos ahogadillas en la piscina.

Nos da tantos consejos sobre alimentación saludable, y nos presenta tantos ingredientes nuevos, que nos tiene “revolucionás” sin saber en qué comida meterlos! Nos falta día pa comer tanto, jajaja.

Y es más feliz después del cáncer. Qué fuerte, verdad? Es una experiencia pasada, que espera no vuelva a su vida jamás. Pero ahora disfruta más. De lo que tenía y de lo que viene.. de las pequeñas cosas, que en definitiva, ella mejor que nadie, sabe que son las que nos pueden dar la soñada felicidad.

Mar, eres un ejemplo para mí, un espejo en el que mirarme y me siento súper afortunada de tenerte en mi vida.

 

JULIA

IMG_2352

Esta cordobesa (de Baena), es la yogurín del grupo. Es la más veloz. Corre que vuela. Rápida corriendo y rápida nadando…. esta niña se nos va de las manos!

Química más que por vocación por devoción, le apasiona la música, el baile flamenco y la Semana Santa en su tierra. Pero a lo que vamos, el deporte también es protagonista en su vida.

Empezó también desde pequeñita. Practicó atletismo, baloncesto, balonmano, natación y gimnasia rítmica. Vamos que le dio a todos los palos! Pero su gran pasión siempre fue correr, deporte del que se tuvo que alejar un tiempo por problemas de columna. Hasta que encontró a un médico que le dijo que estando fuerte de espalda y core, podría hacer lo que quisiera, y ahí está la tía, dando guerra.

13063115_512375785620695_6395524476048080249_oComo aquí mi amiga, no tiene niños… tiene tiempo para entrenar casi a diario e incluso hacer dobletes (mañana y tarde). Combina la natación, con la carrera, bici y ejercicios de fuerza. Compite porque disfruta, pero disfruta tanto que eso le da buenos resultados. En sus últimas carreras se ha ido superando casi sin darse cuenta. El deporte le regala momentos maravillosos, gente que se convierte en su familia, y cada llegada a meta es una satisfacción nueva.

Superarse a ella misma, que no a nadie, y saber que siempre puede más, que no hay límites si ella no los pone. A nuestra Julia las carreras le llaman a voces, se apunta al monte también, pero el asfalto es su medio. Allá donde hay una recta, aprieta el culo y llega en su categoría de las primeras.

Julia, hace poco que nos conocemos pero ya hemos compartido mucho. Eres una mujer fuerte y valiente, y con tu actitud y tu esfuerzo, estoy segura que vamos a empezar a acostumbrarnos a verte subida en podiums dentro de muy poco. Al tiempo!

 

ANUSKA

12208510_1157292220965661_3895228592611810494_n

Anuski es la que lleva conmigo más años, 20 más o menos. Nos conocimos por Esteban, su marido, que ya entonces era un gran amigo mío, y hemos compartido muchísimas cosas juntas. Noviazgos, marchas, risas, despedidas, bodas, nacimientos, bautizos y comuniones…vamos, la mitad de nuestra vida juntas.

Es de Algeciras, con familia santanderina y afincada en Granada. Casada y con una niña, es un hacha con las manualidades y los disfraces, vaya manos que tiene y lo que éstas cosas la entretienen! Desde jovencita practicaba atletismo, y tras dejarlo durante algún tiempo, retomó esta actividad física hace más o menos 4 años. Nuestra primera carrera (para ambas), la hicimos juntas. Fue la de la mujer contra el cáncer en el año 2011.

Aquella carrera nos metió en un mundo del que ya nunca salimos 😉 , y aunque a mí me dio más fuerte y corrí otras muchas, tanto en asfalto como en montaña y con distintas distancias, ella también se ha enfrentado ya a unas cuantas.

1269165_10202509191678196_1851588519_oTuve la suerte de acompañarla en su primera media maratón, y sin embargo fue ella quien me llevó. Me pilló en mi peor momento físico y mental, y si no es por ella no llego a meta. Se suponía que era yo la que tiraría de ella, y aquello fue totalmente al contrario. Pudo hacer mejor tiempo del que yo le pude ofrecer, pero se quedó a mi lado y cruzamos juntas la meta.

Ahora, aunque tiene problemas de rodilla, sigue corriendo con nosotras cada martes, va a hacer por segunda vez ” Las Dos Colinas”, y cada vez se defiende mejor en la montaña. Pero su fuerte es el agua. Tiene un gran estilo nadando, y además lo hace rápido. Con ella he entrenado mi mayor distancia en la piscina, y no veas lo que me costó seguirla! Ahora quiere meterme en el mar….pero eso ya le va a costar más!

Anuski, mucha vida juntas, y la que nos queda! Te quiero amiga.

 

PAQUI

12443611_10208459322949009_1656895041_o

De Paqui en realidad ya no se qué más contaros. Mi historia como corredora está ligada a ella desde el principio. Comenzamos juntas, nos envenenamos ambas de este maravilloso deporte, nos interesamos por los mismos retos, y los llevamos a cabo consiguiendo hasta el momento, todo lo que nos hemos propuesto.

Pero por si acaso alguien no la conoce aún, os copio pequeños extractos, de la entrevista que Cristina Mitre (de mujeresquecorren), me hizo para presentar nuestra historia en el capítulo “La Hermandad del sudor” de su libro “Correr es vivir a tope de power” :

“….. Cruzar aquella línea de meta, nos embarcó en una aventura que ya no tendría marcha atrás. Cada vez queríamos más, soñábamos más lejos, y fuimos descubriendo que no existen límites si no los ponemos, y que nuestras piernas nos llevarían donde nuestra mente les pidiera…

……Mi historia está escrita en plural…….. porque sin su apoyo, su cobertura y su actitud, no hubiera logrado rodar tantos kilómetros y superar tantas barreras….. Porque si ella puede, yo puedo. Si ella quiere, yo quiero…

….. Convertimos nuestras ilusiones en sueños comunes, y nos ayudamos a conseguirlos siempre…. Hemos compartido todo tipo de situaciones, pero siempre hemos superado todos nuestros retos de forma muy positiva. Porque en equipo, el trabajo es mucho más productivo. Lo complicado se convierte en sencillo. Y la alegría se multiplica por dos. Así de fácil…..

….. En mallas y zapatillas, nos hemos convertido en dos mujeres fuertes que pueden con todo. Eso te da correr. Una seguridad en tí misma abrumadora: Si he sido capaz de correr 44 kms en montaña, no voy a poder yo con ésto? Esa es la actitud que este deporte nos puede regalar…..” 

12321600_10208824871287489_5422615759198306519_n

Paqui está casada y es mamá de dos niños. Entrena también a diario, y de momento tiene la suerte de no lesionarse nunca. Gracias a eso no suele haber parones. Sigue corriendo en montaña cada semana. Es donde más a gusto se encuentra.

En la piscina también está encantada. Lleva practicando la natación desde hace tres años, si no me equivoco, y cada vez se siente más cómoda en este medio.

Pero lo suyo son las montañas.

Paqui, aunque actualmente, nuestros objetivos y prioridades en cuanto al running son muy distantes, no dudo que algún día, volvamos a conseguir algo grande juntas. Gracias por todos estos años.

 

…. Al completo….

13041129_1265229143505301_3675408787906243168_o

Pues ellas son mi equipo en el agua. My SwimTeam. Otra de las grandes cosas que me ha regalado correr. Una nueva familia, como dije al principio, esta vez en el agua. Porque todo ésto, también comenzó corriendo:

Fue alrededor del mes de Octubre del pasado año. Anuska, Paqui y yo, quedábamos cada martes temprano para correr. Ellas ya nadaban con Vane y un día la invitaron a venir con nosotras. La había conocido dos años antes pero sin llegar a intimar. Y nos reencontramos. Conocí entonces a una chica maravillosa, amable y generosa, y así, compartiendo kilómetros, comenzamos a forjar una gran amistad. Eramos 4 y formamos nuestro grupo de whatsapp “a subir cuestas ni pollas” 😉 😉 (mu finicas, sí), para organizar nuestras quedadas y carreras.

12115432_1141383012556582_718411590344758207_n 12088492_1141383165889900_7462017309566134488_n 12011169_1135285349833015_3192714060625846652_n 12049572_1138569256171291_5841997756062976877_n

Entonces Vane tiró de mí, y después de muchos años intentando sentar cabeza “nadando”, consiguió convencerme sin presiones, de que probara a nadar con ellas. Lo hice y aunque los primeros días me costó y mucho, me enganchó. Es en este momento cuando entran en escena Mar y Julia. Nadaban con ellas, en el mismo grupo. Grupo avanzado al que yo llegué partiendo de cero, pero al que he de dar las gracias por hacerme sentir una más desde el primer momento.

Mar y Julia se unieron también al correteo de los martes, y entonces nuestro grupo de whatsapp dejó de ser un grupo serio 😉 😉 Ya no sólo hablábamos de correr o nadar, también de comida, de recetas, de niños, de chicos, de libros o programas de tv, en fin… somos unas marujas (sobre todo Mar), y Vane es una bendita que nos lo aguanta todo pero que un día…nos dejará, jajaja.

10409134_1175133752514841_8964615889918097585_n 12654229_1205898739438342_1040110595215649043_n 12654687_1205898606105022_2569060154727980644_n 12688107_1210135925681290_1149013506070121009_n

Ahora nuestro grupo se llama “Los Cojones de la Vane”, (seguimos en nuestra misma línea, mu finas..), porque de verdad, no imagináis lo orgullosas que estamos de ella tras haber cruzado a nado el estrecho. Como le dije días antes, lo hubiera conseguido o no, para mí ya era una heroína. Sólo por intentarlo. Sólo por haberlo entrenado y soñado. Sólo por estar allí, a las 8 de la mañana del jueves pasado, esperando a un barco en Tarifa que la sacaría a mar abierto, para llevar a cabo su reto.

Vane, eres el alma de este grupo, y creo que hablo en nombre de todas, cuando te doy las gracias por todo y por tanto. Por hacernos ver que podemos. Por no dejarnos pensar que en la natación no podemos avanzar. Por confiar en nosotras y en nuestras posibilidades. Tanto como para plantearnos nuevos retos. Retos que si tú crees que podemos llevar a cabo, nosotras también creeremos en ello. Retos a los que iremos de tu mano, juntas y sobre todo a disfrutarlos. Como hacemos cada día contigo en la piscina.

Un placer amigas y compañeras, un lujo y una suerte que hayáis aparecido en mi vida. Que sea para quedaros, de acuerdo? Os quiero!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *