Just keep Running, con Ruby Muir.

Ruby Muir es una de las más firmes promesas femeninas del trail running mundial. Con sólo 21 años esta neozelandesa ya ha ganado o a hecho pódium en  ultras internacionales de 100 km en Australia, Nueva Zelanda o Canadá y se acaba de estrenar Just keep Running, un corto documental sobre su vida.

Empezó a correr con 17 años, y desde entonces no ha parado. Comenzó a hacerlo en un difícil momento personal, cuando su padre fue diagnosticado de cáncer cerebral. Cuenta que eran una familia muy unida y que correr hacía que no pensara mucho y que pudiera llevar mejor la enfermedad y posterior muerte de su padre. Se inscribió a su primera carrera y la ganó, y entonces decidió comprobar hasta donde podía llegar. Hoy en día es corredora profesional y compite internacionalmente por Nueva Zelanda.

Hasta aquí, todo muy “normal”, parece una kilian Jornet pero en mujer y en neozelandesa, criada en un sitio idílico rodeada de naturaleza y montañas.

Lo que nos ha llamado la atención de esta chica es que corre las ultras con zapatillas de dedos, pero no con unas zapatillas de dedos de montaña, si no con el modelo Seeya, el más fino y ligero de la marca italiana,  destinado al asfalto y a interiores.  100 gramos de zapatillas con un fino upper. La foto del encabezamiento son sus pies después de ganar la Tarawera Uktra 100 k el año pasado.

Cuenta Ruby en esta entrevista que creció jugando y  corriendo descalza por los alrededores de su casa. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, algo muy común y frecuente en países como Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, etc., donde los niños van incluso descalzos al colegio.

Ruby corriendo descalza en su Nueva Zelanda natal.
Ruby corriendo descalza en su Nueva Zelanda natal.

Sin embargo, cuando empezó a correr en montaña se puso unas gordas  zapatillas de trail, pero al poco tiempo empezó a sentir molestias y dolores por todos lados. Corrió algunas carreras descalza y finalmente entró en contacto con la firma Vibram. Después de varias pruebas fallidas (sus dedos no se adaptaban a los largos de los modelos de estas zapatillas),  dio con unas que le fueran bien y todos sus dolores desaparecieron. Ahora sólo corre con VFF Seeya, sea cual sea el terreno.

Así que es cuestión de tiempo ver a una corredora de la élite mundial subida en un pódium en alguna de las más prestigiosas ultras o carreras de montaña del mundo probablemente al lado de otra corredora que lleve unas Hoka. Tiene que haber de todo.

De momento, os dejamos con el documental completo que acaba de estrenarse. Está en inglés pero aunque no lo entiendas merece mucho la pena verlo.

Just keep Running, con Ruby Muir.

JUST KEEP RUNNING from smart as productions on Vimeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *