El barefoot ha muerto (I)

Estos días circula por la red un artículo que está haciendo que muchos corredores estén aún más confusos de lo que ya están en cuanto a cuál es la manera más correcta de correr. A este paso, la confusión va a ser parecida a la misma que hay en cuanto a cuál es la manera más saludable de comer.

Es fácil leer o escuchar en los medios cada dos por tres estudios que dicen lo bueno o malo que es tal o cual alimento o alguno de sus componentes y al poco tiempo todo lo contrario. Hasta salen estudios que dicen que los refrescos azucarados no engordan. En el caso de los refrescos, según esta noticia  publicada en El Mundo (y que cita a su vez otros estudios), los refrescos engordan o no según quién pague el estudio.

Con esto no quiero decir que todos los estudios no sirvan para nada o estén manipulados, pero sí quiero decir que todos tienen sus limitaciones (unos muchas más que otros) y que no hay que tomarlos como verdad absoluta porque al poco pueden salir otros que digan todo lo contrario. Esto es lo que suele ocurrir cuando un tema pasa de interesar a unas minorías en convertirse en algo que afecta a las masas. Y eso es lo que está pasando con el arte de correr.

El artículo en cuestión, publicado en una  web que se dedica a dar apoyo científico y tecnológico al deportista vendiéndole aparatos tan imprescindibles como chalecos que bajan la temperatura corporal mientras se corre y mascarillas de hipoxia para usar en casa que simulan condiciones de altitud (menos oxígeno) entre otras cosas y que se llama biolaster.com, se titula: “Correr pisando con el talón o con el metatarso. Riesgo de lesión y economía de carrera.” Básicamente se dedica a citar una lista interminable de estudios que en unos casos dicen una cosa y en otros la contraria  para acabar sacando la conclusión final de que correr de metatarso no supone una mejora en rendimiento ni en índice de lesiones con respecto a correr talonando. Que incluso es peor. Por lo que recomiendan que el 80% de corredores que corren impactando con el talón sigan haciéndolo así (con calzado amortiguado, claro) y  que no cambien a correr de metatarso, ya que van a correr más lento, se van a cansar más y el riesgo de sufrir lesiones va a ser igual o mayor. En resumen, que sigan comprando zapatillas con mucha amortiguación trasera y tecnología de control del movimiento y se olviden de modas, tendencias y de cómo corren los corredores de élite. Y de paso que te compres un PowerBreathe con las próximas zapatillas, para recuperar mejor. 

Enhorabuena, habéis desenmascarado al barefoot y al minimalismo,  y la amortiguación debe prevalecer. La tecnología del calzado nos hace poder correr. Qué haríamos sin ella.

Pero qué manera de confudir y atemorizar al corredor popular simplificando el arte de correr en pisar de metatarso o pisar de talón, sin aportar más variables que son mucho más importantes y determinantes.  Al terminar de leer esto me gustaría que os fuerais a un escalón y saltarais con los dos pies juntos, a ver cómo aterrizáis. Después repetirlo pero cayendo sobre los talones, a ver de qué manera se aterriza más suave y cómodamente. Menos estudios de dudoso diseño y más sentido común, por favor.

Huelga decir que este artículo está haciendo que tanto en redes sociales como en blogs de running (más bien de calzado de running) muchos abanderados de la amortiguación y de la tecnología extrema en el calzado hayan sacado las campanas al vuelo para decir que todo era una farsa. Que el barefoot ha muerto. El caso más llamativo por lo exagerado de sus palabras y el trasfondo de rencor y odio que transmite hacia  todo aquel que ose decir que no hace falta tanta parafernalia en los pies para correr es el de un tal llamado Ulrich, un especialista en calzado convencional para correr que sólo escuchar hablar de calzado sencillo o de correr descalzo, hace que todos sus esquemas mentales se descompongan.

El título que le dedica a la entrada que hace para este artículo lo dice todo: “Me encanta llevar razón”. Aunque sea darle publicidad a alguien muy poco respetuoso y muy mal educado, os recomiendo leer la intro que hace al artículo. Pues siento decirte amigo Ulrich que aunque te encante llevar razón, con esto no la llevas, pero ni siquiera voy a explicártelo porque dejas muy claro que no piensas dialogar con nadie del tema, así de sólidos y convincentes serán tus argumentos al respecto. Menuda perla.

Como el tema me interesa y habéis sido muchos los que me habéis mandado el dichoso artículo en cuestión para que os dé mi opinión, voy a hacerlo como a mi me gusta, rebatiendo párrafo a párrafo todo lo que en el se dice, porque los autores no se limitan a dar sin más resultados de estudios, se dedican a interpretar, a sacar sus propias conclusiones e incluso a dar recomendaciones.  Pero aunque ya lo tengo escrito totalmente, lo publicaré en una segunda entrada porque si no esta iba a ser larguísima e infumable, sólo apta para los muy freakies;)

Mientras os dejo con este vídeo sobre técnica de carrera en maratón. En la segunda parte del post lo comentamos.

¡Live barefoot!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *